Internos en Concepción son parte de programa de reinserción social y laboral

Por

Desde fines de agosto un grupo de 60 internos de diversos centros penitenciarios de Concepción están participando de un curso de capacitación en los oficios de albañilería y carpintería en obra gruesa.

Se trata de la segunda versión del programa de reinserción social y laboral para infractores de ley, que impulsa la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), en conjunto con el Ministerio del Trabajo y Gendarmería de Chile, el que espera tener a sus primeros titulados la primera quincena de noviembre.

Este martes directivos del gremio, encabezados por el presidente de CChC Social, Rodrigo Valenzuela, junto a representantes de empresas constructoras socias visitaron los talleres, donde los reclusos están colocando en práctica todos sus conocimientos sobre alzado de muros, uso de mortero y preparación de cementos, entre otros.

Al respecto, Valenzuela señaló que este proyecto ha resultado ser muy exitoso y que “el año 2011 capacitamos a 20 internos del CCP El Manzano, actualmente el 75% de ellos se encuentra trabajando en empresas constructoras y el resto se está desempeñando en otros rubros”.

El directivo además estuvo acompañado del director regional de Gendarmería del Biobío, coronel Eleuterio Cofré, quien comentó que esta nueva etapa contempla la capacitación de 120 personas.

Se trata de cuatro cursos de 30 alumnos cada uno y según el coronel Cofré, “ya hay un grupo que terminó su capacitación, estos 60 internos están en proceso y los últimos 30 se capacitarán a fines de año”.

La iniciativa cuenta con cinco etapas: La primera consistió en la evaluación sicológica y la selección de las personas, reclusos de baja peligrosidad y con buena conducta, que cuentan con el beneficio de salida diaria. Luego se realizó una instancia para reforzar las conductas y hábitos laborales del candidato. La tercera etapa, y que se ejecuta actualmente, es el curso de capacitación. Luego se realiza la colocación laboral en un puesto de trabajo y finalmente se lleva a cabo un proceso de evaluación y seguimiento.

Al respecto, Valenzuela señaló que de esta manera no sólo se beneficia a la persona, sino que también a su grupo familiar. “Detrás de cada infractor hay 4,2 personas, sus hijos, padres y parejas. Ellos son pieza fundamental para el éxito de este proceso, ya que apoyan al interno para que no deserte y logre una real reinserción social”, dijo.

En esta oportunidad los 120 internos, que tienen entre 19 y 55 años, provienen de los Centros de Cumplimientos Penitenciarios El Manzano, Biobío y Coronel, del Centro de Reinserción Social de Gendarmería de Chile y del Patronato Local de Reos de Concepción.

A la fecha son 11 empresas constructoras socias de la CChC que participarán de este programa; las que se comprometerán a abrir las plazas de trabajo para los internos capacitados y a apoyarlos en el proceso de reinserción laboral.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo