Virtudes de la actividad física y la vida sana para trabajadores

Por

 

Una gran cantidad de dolencias derivadas del trabajo pueden prevenirse realizando actividad física de forma continua, tomando cantidades adecuadas de agua y evitando los alimentos demasiado procesados.

Según Valentina Barahona, jefa de marketing de Sportlife, los beneficios de combinar ejercicio físico y vida sana, apuntan principalmente a tres ámbitos.

El primero de ellos es evitar las patologías derivadas del sedentarismo y la tensión, como “los problemas lumbares, la obesidad, enfermedades articulares, del corazón o la  resistencia a la insulina, por nombrar algunas. Además, mejora el perfil lipídico, la fuerza muscular, la resistencia física y disminuye la osteoporosis”.

En segundo lugar, la actividad física aumenta el bienestar mental, ya que “mejora la autoestima, disminuye la depresión, es coayudante en el control del estrés, permite el mantenimiento de la autonomía, disminuyendo el aislamiento social. Asimismo, reduce los trastornos del comportamiento y mejora la autoimagen”. En tanto, este tipo de comportamientos repercute directamente en el clima laboral, aumentando la productividad y disminuyendo el ausentismo y los gastos médicos.

De acuerdo a Barahona, se ha comprobado que existe directa relación entre la práctica habitual de ejercicio y la prevención de algunos tipos de cáncer como el de colon, mamas y próstata. Comportamientos saludables aumentan también la longevidad y reducen la tasa de afecciones del sistema locomotor.

La experta advierte que lo ideal es ejercitarse al menos 150 minutos semanales, por ejemplo en sesiones de 30 minutos de actividad física moderada o 3 sesiones a la semana de al menos 20 minutos de actividad física, de más de 6 METs (El MET es un índice que mide la intensidad del ejercicio, es la unidad de medida del índice metabólico. Mientras más alto sea este índice, mayor es la intensidad del entrenamiento).

En tanto, los empleadores ya están comprobando los beneficios del ejercicio regular y una buena alimentación. En muchos lugares de trabajo se están implementando programas para promover la vida sana, reemplazando por ejemplo el café por frutas en las reuniones, entregando incentivos a la práctica de deportes y realizando “pausas activas”.

Por antonella galarce

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo