Las ventajas de tener a los compañeros de trabajo en Facebook

Por

Una de las situaciones más comunes que ocurre cuando una persona llega a trabajar a una empresa, es que los compañeros le pregunten si tiene Facebook para comenzar a ser su amigo.

En una primera instancia, esta circunstancia puede significar para el recién llegado un paso importante en la integración al grupo, pero también puede resultar incómodo agregar a desconocidos a la red en la que los contenidos suelen ser personales.

La decisión de hacer click en “confirmar” o “rechazar” es absolutamente personal. Rodrigo Infante, vicepresidente de Target DI, explica que el aceptar o no “depende de que tan separado  tenga uno el mundo del trabajo y el personal. En algunos casos, los pares del trabajo llegan a ser amigos, por lo que sí es recomendable tenerlos, pero en ambientes de trabajo en los que hay menos confianza, en donde hay cultura más fría, yo no lo recomiendo”.

Vivian Valdés, gerente comercial y marketing de la agencia Cardumen, sostiene que en las redes sociales los usuarios tiene la libertad de elegir qué tan pública es nuestra vida, por lo que “bajo esa premisa, no es malo o bueno aceptar a un compañero de trabajo ya que puedes seleccionar qué vera esa persona dentro del grupo en que la etiquetes”.


 

Relaciones

Valdés también agrega que el agregar a Facebook “sí hace que se generen instancias de conversación distintas como hobbies, actividades fuera de lo laboral, conocer a la familia, ayuda a que la gente te conozca mejor”.

En este sentido, sí es importante mantener como amigo en dicha plataforma a los pares. “Cuando compartimos con el par parte de nuestra vida, funcionan mejores las relaciones en equipo y en colaboración”, afirma Rodrigo Infante.



Tener o no tener a los jefes

Por otro lado, una cosa es tener a los compañeros de trabajo con los que se puede llevar a entablar una relación de amistad, pero otra muy distinta es que el jefe agregue al trabajador.

El vicepresidente de Target DI sostiene que es una decisión personal y que al aceptar “uno le está dando permiso al jefe para que indague en tu vida personal… Con ello, él puede entender ciertas cosas, por ejemplo cuando te pasa algo malo y cómo eso puede afectar tu desempeño, pero también algo que te perjudique”.

Y además, gracias a su experiencia, Infante asegura que a los jefes les encanta tener a los subordinados en Facebook ya que es una medida de control y conocer mejor al equipo de trabajo. Mientras que para los trabajadores es una ventaja “porque le dices al jefe que no tienes nada que ocultar”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo