Nueva tendencia empresarial crea mayor compromiso entre los empleados

Por

Es conocido que todos los años las empresas realicen su planificación estratégica en la cual fijan las metas y objetivos para el año. Éstas se hacen la mayoría de las veces entre el equipo directivo, dejando de lado al resto de los colaboradores de la empresa, quienes son parte fundamental para cumplir la estrategia.

Para incluir a todos los niveles de la organización, existe una práctica denominada “kick off” que es el punto de partida de la estrategia de negocios y consiste en una convención en la que todos los colaboradores de la empresa participan, en la cual se abordan los lineamientos estratégicos que la plana ejecutiva quiere lograr en el corto o largo plazo.

Según Mandomedio Consulting, durante el año 2011 sólo el 30% de las empresas desarrollaba un kick off de manera efectiva, sin embargo, esta práctica ha sido adoptada por un mayor número de empresas y hoy el 40% de ellas la implementan.

Andrés Freudenberg, académico de facultad de Emprendimiento y Negocios de la Universidad Mayor asegura que “lo importante es que todos sean parte del proceso y que quienes ejecuten el plan se sientan parte de los resultados”.

Para implementar un kick off, el gerente de Mandomedio Consulting, Rodrigo Correa, entrega los siguientes pasos:

 

 

  • Recabar información

Antes de implementar el kick off hay que conseguir información a nivel interno, como los resultados financieros y operacionales, e indicadores de clima organizacional. Y a nivel externo realizar el benchmarking de la competencia.

 

 

  • Planificación estratégica

Luego de analizar la información se debe plantear los objetivos estratégicos, cuáles son los pilares fundamentales que van a sostener la estrategia de negocio y cómo se llevará a cabo.

 

 

  • Presentar estrategia

Es la esencia del kick off. Es cuando se dan a conocer los lineamientos estratégicos a toda la organización y se comunica lo que se espera de los colaboradores.

 

 

  • Ocupar canales tecnológicos

 

Para reforzar el mensaje al equipo hay que ocupar todos los canales de comunicación disponibles donde la tecnología es vital para conectar a los colaboradores. Mailings, página web y redes sociales son algunas de las herramientas.

 

 

  • Generar accountability

Luego del kick off se debe mantener la motivación y el alineamiento planteado para que todos los colaboradores sean responsables de lograr las metas de la empresa. Aquí es donde los mandos medios y jefaturas son claves.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo