Siete tips para encontrar el trabajo perfecto

Por

La posibilidad de obtener un nuevo empleo es emocionante, sobre todo cuando eres recién egresado y buscas iniciar tu carrera profesional. Muchas veces, la decisión de aceptar un empleo se basa en la urgencia de obtener experiencia, ingresos económicos o en la presión de los padres u otras personas, lo que podría llevarte a realizar una actividad que no resulte satisfactoria y la abandones al poco tiempo de haberla iniciado.

 

Ser elegido para un trabajo es gratificante, sin embargo, antes de aceptarlo debes verificar que la organización ofrezca una serie de condiciones que aseguren tu desarrollo, comodidad y satisfacción laboral. Éstas van mucho más allá de un salario atractivo, enfocándose en la ideología de la empresa, las condiciones laborales, tus posibilidades de crecimiento y las prestaciones que recibirás.

 

 

Antes de elegir un trabajo, debes reflexionar acerca de lo que realmente te interesa valorando los pros y contras del puesto y de la empresa de tu interés. Toma en cuenta las siguientes recomendaciones para que tu decisión sea sólida y segura:

 

 

1. Define tus necesidades

 

Es importante entender que no se trata de aceptar el primer trabajo que se te ofrezca o de cambiar de empleo constantemente. Piensa en lo que reflejaría tu currículum si cuentas con una lista larga de empleos anteriores pero con un tiempo mínimo de permanencia.

 

Por esa razón, antes de aceptar un empleo, debes definir lo que estás dispuesto a dar para que el trabajo se realice de manera eficaz y si cuentas con las aptitudes para satisfacer las necesidades de la empresa donde deseas laborar. Visualiza la forma en que te sentirías trabajando en ese lugar, pues la satisfacción es lo que te permitirá desempeñar el cargo con entusiasmo y estabilidad.

 

 

2. Conoce la ideología empresarial

 

Las empresas buscan colaboradores que trabajen en equipo para lograr las metas comunes. Conoce las exigencias de la empresa, la forma en que se desarrolla, así como su misión y visión.

 

Tal vez el puesto sea lo que siempre has buscado, pero contempla la posibilidad de que los lineamentos o formas de trabajo no concuerden con tu manera de ser o de pensar.

 

 

3. Pregunta sobre las posibilidades de desarrollo

 

Infórmate si hay posibilidades de crecimiento a corto, mediano y largo plazo. Pertenecer a una empresa que brinde la oportunidad de desarrollo profesional es un aspecto que debes tomar en cuenta a la hora de decidirte por un empleo. Recuerda también que lograrlo dependerá de tus habilidades y de tu actitud al desarrollar el trabajo.

 

 

4. Infórmate sobre las prestaciones

 

Contar con las prestaciones adecuadas es un aliciente que incidirá en tu satisfacción laboral y desempeño, lo que se verá reflejado en los resultados de tu trabajo. Estos servicios suelen considerarse como complementarios al sueldo y pueden ser decisivos al momento de elegir un empleo.

 

Algunos de los beneficios que brindan seguridad y calidad de vida al trabajador son: seguro médico, prestaciones de acuerdo a la ley, horarios flexibles, permisos de salud o personales, servicio de comedor, transporte de personal, préstamos monetarios, entre otros.

 

 

5. Asegúrate de contar con las herramientas de trabajo adecuadas

 

Contar con los medios adecuados para desarrollar tu trabajo óptimamente es esencial. Consulta con el entrevistador acerca de las herramientas de trabajo necesarias, así como del equipo que requerirías para tu puesto.

 

 

6. Investiga sobre las opciones de capacitación y actualización

 

En el momento de ingresar a un lugar de trabajo se dificulta dedicar tiempo a actividades formativas, lo que muchas veces evita que te mantengas actualizado en las áreas de interés de tu profesión. Esto vuelve necesario que la empresa capacite constantemente a sus empleados, beneficio que mejorará tu trabajo y elevará la productividad de la organización al implementar adelantos y novedades en el área que te concierne.

 

 

7. Toma en cuenta los factores personales

 

Por más atractivas que sean las condiciones de un empleo, no serán recibidas de la misma forma por todos los candidatos. Otros factores a analizar son la ubicación, los medios de transporte, el tiempo de traslado, el prestigio de la empresa, entre otros que influyan en el desarrollo y la productividad, por lo que deberás considerarlos al aceptar formar parte de una empresa.

 

El trabajo representa un aspecto fundamental en tu vida, por lo que es necesario identificar tus gustos e intereses para que, con base en ellos, elijas un empleo que disfrutes y te brinde una completa satisfacción.

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo