La segunda oportunidad de los adultos que viven en la calle

Por

En Chile, más de 12 mil personas han dejado sus vidas, familias y trabajos y hoy se encuentran en situación de calle.

 

La cifra es preocupante, más cuando son los adultos mayores quienes ocupan el  porcentaje más alto de la cifra y las posibilidades de reintegrarse a la sociedad son escasas.

 

Precisamente esa es la misión de la Fundación Emplea del Hogar de Cristo, entregar herramientas y la posibilidad  de encontrar un trabajo para que aquellas personas retomen sus vidas.

 

Carmen Gloria López, directora ejecutiva de la Fundación cuenta que el programa ya lleva más de 10 años funcionando y que no sólo capacita a personas de la tercera edad en esta situación en particular, sino que también a jóvenes, hombres y mujeres, e incluso reos.

 

 

La capacitación

 

El programa de capacitación está en Santiago y en Concepción. Se puede acceder a él a través del sitio web de la Fundación y ahí conocer cuáles son los diferentes programas y cómo se puede acceder a ellos.

 

Para las personas en situación de calle se recorre el Hogar de Cristo y ONGs, se les explica en qué consiste el programa y luego “se hace un diagnóstico y se miden las capacidades, porque la persona que está en la calle también tiene una vida detrás. Entonces de acuerdo a ella, le buscamos una reinserción y estamos con él durante un año para asegurarnos de que se cumpla el programa”, explica la directora de Emplea.

 

Y agrega que “la condición de calle es muy dolorosa y deja huellas en sus vidas, por eso hay talleres de autoestima, de manejo de la frustración”.

 

Y no sólo eso, sino que también se espera que estas personas retornen a sus familias.

 

Adrián Rubilar tiene 74 años, vive en la hospedería de hombres del HDC y desde septiembre de 2012 está participando en Emplea. Se ha capacitado y actualmente cuenta con el cargo de mantención de jardines y áreas verdes en el parque Quinta Normal.

 

“He tenido mucha suerte de estar aquí, me gusta estar en este lugar cuidando las áreas verdes. Agradezco a Emplea por haberme ayudado a trabajar y que puedo hacer un buen trabajo y ganar mi plata. Yo no pensé tener un trabajo y estar tranquilo, tener dinero para hacer mis cosas y ayudar a los que uno quiere. A mi edad… ¡imagínese!”, cuenta Adrián.

 

 

El problema de la pensión

 

Para Carmen Gloria hay un tema importante y que debe cambiar. La mayoría de los adultos mayores que tiene la posibilidad de capacitarse a través de este programa posee una pensión básica solidaria, pero que “si ellos empiezan a trabajar se las quitan. Entonces a veces hay personas que trabajan un mes o sólo medio día y no pueden imponer por lo mismo”, finaliza Carmen Gloria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo