Dos alternativas para mejorar los ahorros en AFP

Por

Poco se conoce sobre los instrumentos opcionales que te ayudan a “armar un fondo alternativo” al de las cotizaciones obligatorias, que pueden servir para emprender, viajar, pagar la universidad de tus hijos o simplemente para aumentar el monto de tu futura jubilación. Para esto, existen dos instrumentos, que son el APV y la Cuenta 2. Cada una cumple distintos objetivos de ahorro que se adaptan a las necesidades de cada persona.

 

Largo plazo: Si quieres conseguir un buen nivel de ingresos al momento de pensionarte, el APV, en conjunto con una estrategia de cambio de fondo, es la gran solución. Se trata de un complemento al Ahorro Obligatorio que haces en tu AFP y su principal objetivo es mejorar o anticipar tu pensión. La importancia de realizar APV es que puedes obtener interesantes beneficios según el tipo de régimen que elijas. Por ejemplo si eliges APV con régimen A, recibirás un bono estatal de 15% extra sobre el total ahorrado en un año. En palabras sencillas, si en un año ahorras $100.000 el Estado aporta a tu APV $15.000 extras, aumentando así año a año tus fondos. El APV funciona bajo los 5 fondos de riesgo disponibles, del A al E, por lo que también puedes elegir cuándo y en cuál fondo estar para obtener mejores utilidades. Si tienes un buen servicio de cambio de fondos, como el brindado por www.felicesyforrados.cl, podrías incluso duplicar tus ahorros cada 4 o 5 años.

 

Corto Plazo y Mediano Plazo: Para este tipo de casos te conviene abrir una Cuenta 2. La Cuenta 2 funciona como una cuenta de ahorro convencional, pero que basa su modelo de inversión en los cinco fondos con los cuales trabajan las mismas AFP. Por ende, con una buena asesoría de cambios de fondo, pueden llegar a incrementar mucho más sus ahorros. Ahora, si tu objetivo es lograr beneficios tributarios y estás ahorrando para el mediano plazo, te conviene Cuenta 2 con 57 Bis. Para esta cuenta el Estado creó un incentivo que premia a aquellas personas que ahorran parte de sus ingresos por más de 4 años. Para optar a este beneficio, debes presentar un Ahorro Neto Positivo, que en palabras simples quiere decir que, a final de año, lo que ahorraste debe ser superior a lo que sacaste durante ese ejercicio. Si al final de este periodo obtienes un Ahorro Neto Positivo (ANP) recuperarás el 15% de éste, aplicando directamente el porcentaje anual al ahorro calculado y emitiéndolo como un crédito fiscal de declaración anual de impuestos. Al quinto año, si tus ahorros han sido constantes y positivos durante los 4 años previos, puedes retirar hasta 4 millones y medio de rentabilidad sin pagar impuestos y, sobre ese monto, sólo deberás pagar el 15% de impuesto.

 

Como vez, existen muchas formas de poder ahorrar de manera inteligente y complementar las cotizaciones obligatorias de AFP, lo importante es que tengas claro tu objetivo de ahorro y te informes muy bien antes de tomar la mejor decisión.

 

 

 

 

Gino Lorenzini

Creador de www.felicesyforrados.cl

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo