¿Cómo es tu jefe? Revisa estas ocho categorías e identifica al tuyo

Por

¿Eres de los que a veces (muchas) tienes deseos de que algo malo le pase a tu jefe? ¿O acaso tienes la fortuna de tener un buen empleador? Pues bien, hay variados tipos patrones.

 

John Hoover, quien fuera ejecutivo de Disneyland Entertainment y de McGraw-Hill, además de consultor de empresas como Delta AirLines, Hilton, IBM, Xerox, escribió el libro “Cómo trabajar para un idiota: Cómo sobrevivir y prosperar en el trabajo sin asesinar a tu jefe”.

 

En el texto, publicó Infobae, Hoover construye ocho categorías de jefes que puedes encontrar en el trabajo:

 

1. El jefe idiota: por una razón azarosa, más que por capacidad, se hacen del puesto. No tienen capacidad gerencial de equipo. A pesar de que sus logros dependen de sus integrantes, les pone trabas, genera críticas y los aterroriza. No escuchan y su palabra es la ley.

 

2. El buen jefe: sabe compartir sus conocimientos y es abierto con la información que posee. No oculta nada y hace que el personal se sienta partícipe, respetada y reconocida. Mantiene una comunicación abierta y sincera. No cree en la crítica sino en el feedback.

 

3. El jefe Dios: es importante verlo como el sabelotodo. Una especie de ente que no se equivoca y todo lo que propone es importante. Se deben seguir sus reglas. Hay que ofrecerle elogios y, en caso extremo, regalos. Piden perdón por anticipado y es vital no ignorarlo jamás.

 

4. Jefe maquiavélico: busca obtener resultados a toda costa. Es protector con su equipo porque depende su imagen de ello. Tiene que conocer todo lo que pasa en su área para no cometer errores.

 

5. Jefe masoquista: no le gustan los logros del resto porque ve en ello una afrenta contra su posición. Siempre busca destacar lo negativo, los obstáculos y las desventajas de cualquier tema. Nunca estará contento.

 

6. Jefe sádico: le gusta torturar a sus subalternos. La alegría de los trabajadores tiene que ser cortada de tajo. Un consejo: siempre lamentarse por la carga de trabajo (aunque no sea cierto), eso lo llenará de satisfacción.

 

7. Jefe paranoico: toma todo lo que el empleado hace como una conspiración en su contra.

 

8. Jefe colega: no tiene amigos y busca hacerlos en su centro de trabajo. Le gustan las juntas porque está rodeado de aprendices a quienes debe guiar. Esta relación puede perjudicar por el tiempo que se desperdicia en pláticas ajenas a los temas laborales.

 

 

Fuente: Publimetro Perú.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo