Cinco claves para saber si tienes que cambiar de empleo

Por

En ocasiones se nos hace pesado ir al trabajo todos los días, lo cual puede significar que ya no estamos a gusto… y quizás es momento de buscar uno nuevo.

A continuación te presentamos las cinco señales de alerta para que sepas si es necesario buscar algo diferente:

 

 

1. Nada nuevo

 

  • Ya sabes hacerlo con los ojos cerrados y no hay algo más por aprender.
  • Trabajar sólo por dinero nunca es opción. El trabajo es un llamado a la cordura. Cuando un ser humano se ocupa tiene un propósito claro, pero si este no es constantemente retado en sus capacidades y aprende todos los días, se siente inútil.

 

  • ¿Tú trabajo te hace aprender nuevas herramientas? ¿Has aprendido nuevos procesos? ¿Diferentes habilidades que traspasan las barreras laborales? Si ya no es así, es hora de cambiar.

 

 

2. Relaciones laborales

 

  • La relación con tu equipo no es cordial, no hay confianza con tus superiores ni complicidad con tus iguales.

 

  • Si vives en una ciudad de gran tamaño, sabes que le dedicas más de 10 horas a la vida laboral. Entre los trayectos y trabajar en conjunto con otras oficinas, tu jornada laboral se extiende a casi 24 x 7

 

  • La gente con la que trabajas se vuelve, por constancia, parte de tu familia extendida. Son clave en tus relaciones personales, tu humor y tu ánimo. Si no tienes buena relación con tus colegas, tu autoestima comienza a bajar al igual que la calidad de tu trabajo.

 

 

3. Semana pesada

 

  • Desde el lunes, estás pensando en el viernes.

 

  • Si tienes compañeros que llegan pensando en que el fin de semana les duró muy poco y te das cuenta que, si están pasando más del 70% de su tiempo en una oficina, no están el tiempo adecuado donde son felices.

 

  • Los fines de semana, sirven para relajarse, para tomar distancia de tus proyectos y volver para verlos con otra perspectiva.

 

 

4. Los fines de semana te pierdes

 

  • ¿Te suena familiar la resaca de lunes? ¿O de viernes? ¿Eres de las que desde el jueves se va por unos tragos transformándolo en un “viernes chico”?

 

  • Una cosa es que de vez en cuando te vayas de fiesta, pero cuando la fiesta es indispensable para poder aguantar la semana, tus prioridades están al revés. La fiesta no es una válvula de escape, o no debe ser sólo eso. Ni el trabajo debe ser una cárcel donde te sientas atrapado.

 

 

5. No te apasiona tu día a día

 

  • En unos años verás hacia atrás y podrás ver lo construido. Si ese futuro no está lleno de logros que te hagan sentir orgulloso, tal vez tu día a día no está lleno de lo que te apasiona. Es muy importante que llenes tu día de esos retos que te hacen sentir más preparada, más útil, más fuerte.

 

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo