¿Compañeros de trabajo jodidos? Tips para saber lidiar con ellos

Por

Se necesita de gran valor y confianza en uno mismo para poder trabajar con compañeros hostiles y desagradables.

 

Del tipo del que quiere todos los trabajos, el que hace comentarios sarcásticos, etc. Trabajar con este tipo de colaboradores puede ser bastante desmotivante.

 

Si te suena conocida esta situación, tenemos que decirte que no eres el único. El 96% de los trabajadores dicen que tienen experiencias desagradables con algún compañero y el 98% ha sido testigo, esto de acuerdo a un estudio realizado a unos 3 mil participantes por la Universidad de Georgetown y la Thunderbird School of Global Managment.

 

Así que creemos que podemos decir que esto pasa en todos lados. Para darle una solución a esos compañero corta inspiraciones tenemos estos útiles, pero sencillos consejos:

 

 

  • Acábalos con amabilidad

 

La sonrisa es la cosa más cautivadora que puedes hacer cuando se trata de enfrentar a los desagradables en el trabajo. Siempre que puedas sonríe y trata de ser amable, con eso podrás desarmar a los “malosos”.

 

 

  • Mantén registro de tu trabajo

 

Para evitar el sabotaje profesional, siempre debes estar un paso adelante del típico compañero que quiere competir en todo.

 

Por ejemplo, si tienes una presentación cercana, asegúrate de documentar tu contribución, verifica que tu nombre aparezca.

 

 

  • No te compares y menos te enganches

 

Desengánchate de todo comportamiento negativo (si te dicen algo, deja que todo se resbale como si fueras de teflón). Recuerda que la forma más sencilla de ser infeliz en el trabajo es caer en comparaciones.

 

Debes mostrarte indiferente y cambiar el juego, crear un silencio incómodo los hará echarse para atrás.

 

 

  • ¿Se podrás sacar beneficio de trabajar con alguien así?

 

Toma un momento para alejarte de la situación y piensa objetivamente. ¿Es realmente una amenaza o puedes realmente sacarle provecho como un “oportunista”. Si crees que no son una amenaza puede sacarle gran provecho para poder trabajar. “Un enemigo el día de hoy, mañana no necesariamente será”.

 

 

  • Tu eres el que siempre gana

 

Puede que no tengas la misma ambición que tus molestos compañeros, pero eso no quiere decir que te vas a quedar atrás.

 

Si te centras en en superar puntos de referencia personales y ayudas a los demás sin retrasar tu trabajo sin duda alguna obtendrás el éxito añorado. Otro estudio demostró que los empleados que son más generosos, tienen un 40% más de probabilidad de ser promovidos. Así que échale ganas y no te rindas.

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo