Cómo sobrevivir a un jefe complicado en el trabajo

Por

Las relaciones con los jefes son todo un tema. Éste puede ser un profesional muy capaz al desempeñarse en un área específica, pero puede que tenga ciertas falencias en el trato con sus empleados, de liderazgo o de separar las áreas de su vida y termina mezclando lo personal con lo profesional, lo que a la larga lo transformará en un mal jefe y tal vez provocará que tú quieras cambiarte de trabajo.

 

Aquí algunos consejos que te ayudarán a sobrellevar esta situación y a actuar de la forma más correcta posible.

 

 

Consejos

 

En primer lugar, Juan Ignacio Silva, senior manager de Page Personnel, recomienda “desmitificar si el jefe es malo o bueno, ya que por algo cumplen ese rol dentro de una organización. La evaluación siempre va con las expectativas del colaborador, quien identifica si esas expectativas se cumplen o no”. Y en el caso de identificarlo como un mal jefe, pensar si es por un tema emocional o racional.

 

Otra recomendación es la que hace Fabiola Villanueva directora de desarrollo profesional de AIEP, quien sostiene que se debe tratar de ser empático y comprensivo con él. “No tomarse las cosas de manera personal. Es bueno preguntarse por qué el superior está con ese estado de ánimo”, agrega Villanueva.

 

Para aquellos jefes con personalidades difíciles, “evite las discusiones o debates en el minuto de los problemas, para evitar ataques personales”, señala Villanueva.

 

En cuanto a lo que nunca se debe hacer es “conversar con los pares sobre el malestar respecto de un jefe”, explica Juan Ignacio Silva.

 

Y para los casos extremos “evalúa si vale la pena continuar en dicho trabajo, pero antes, intenta agotar todas las instancias posibles para que sea llevadera. Te puedes llevar una grata sorpresa, cambiando positivamente tu clima laboral”, indica Fabiola.

 

 

Beatriz Stange.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo