Nueve consejos para ser el compañero de trabajo ideal

Por

¿Por qué molestarse en ser un gran compañero de trabajo todos los días? Bueno, porque construir buenas relaciones en la empresa te ayudarán en la empresa, tanto a corto como a largo plazo.

 

En primer lugar, tu jornada de trabajo será mucho más agradable si logras estar rodeado de gente que te disfruta trabajar contigo.

 

En segundo lugar, los compañeros son las mejores personas que podrán escribir recomendaciones o correrán la voz acerca de tu genialidad. Ellos son los mejores testigos de tu carrera laboral. Recuerda que la simpatía es fundamental para alcanzar el éxito.

 

Queda claro que no puedes amar a todo el mundo, por eso tenemos nueve sencillos pasos que te ayudarán a ser el mejor compañero de trabajo:

 

 

1. Ofrece tu apoyo

 

Si ves que alguien necesita ayuda, toma la iniciativa, sin necesidad de que alguien te diga que hacer. Ayudarse los unos a los otros, es fundamental para alcanzar el éxito dentro de la empresa.

 

 

2. Dar crédito

 

Uno de los mayores problemas en las relaciones de oficina es que los empleados sienten menospreciado su trabajo si aportan ideas y no les dan crédito por estas. Suelen sentirse robados.

 

Por eso es fundamental dar crédito a todos los compañeros por sus colaboraciones.

 

 

3. Sin interrumpciones

 

Avísa a tu compañero antes de interrumpirlo si está ocupado, concentrado o con mucha carga de trabajo.

 

Utiliza tu juicio, pregúntale si prefiere que le marques o que le mandes un correo electrónico. Si pasas por su lugar y aunque sea una emergencia “toca” y espera una respuesta.

 

 

4. No te salgas de la oficina sin avisar

 

Esto pasa muy seguido durante el periodo de vacaciones,  la mayoría de los empleados deciden salirse temprano sin avisar. Si estás planeando salir temprano y no avisas, es muy probable que frustres a tus compañeros.

 

 

5. Trata de no mostrarte estresado

 

A menos de que sea una situación demasiado emergente, no tienes realmente razón alguna para mostrarte muy estresado o preocupado. Toma un respiro, canaliza tus emociones y trata de hablar con toda la calma posible.

 

 

6. No quieras llamar la atención

 

Si estás en la oficina, modera el tono de tu voz y no andes gritando por todo el lugar. No toda la oficina está interesada en escuchar tus conversaciones de lo que hiciste en la semana.

 

Este tipo de actitudes puede molestar a aquellos que tienen demasiado trabajo.

 

 

7. No estés sólo en un grupo

 

Si almuerzas siempre con las mismas personas o sales de fiesta con los mismos compañeros, es normal que algunos se sientan celosos porque no los invitas.

 

 

8. Adiós a los chismes

 

A menos que debas avisarle a alguno de tus compañeros una situación de gravedad, no tienes porque involucrarte en chismes de oficina. Es sabido que a la mayoría de las personas les encanta el chisme, pero también a muchos más no les agrada en nada, así que olvídalos.

 

 

9. Aprende a sonreír

 

Una sonrisa y un poco de conversación para romper el hielo con los compañeros, te servirá para crear muchas relaciones.

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo