Recomiendan que profesionales debieran permanecer a lo menos tres años en una empresa

Por

Existen diversos elementos que cada profesional debiera tener en consideración para buscar una nueva alternativa laboral.

 

Según Hays, empresa de reclutamiento especializado, hay que analizar qué factores nos llevan a considerar un cambio, tales como cuánto tiempo se parmanece en una misma empresa, e investigar la compañía donde queremos estar, ya que ello impactará directamente en la motivación y estabilidad laboral en el futuro.

 

En promedio los profesionales en Chile se mantienen tres años o menos en una compañía, a diferencia de Europa donde las personas están cerca de cinco años.

 

Y este indicador puede resultar fundamental, ya que hoy en día la estabilidad laboral sigue siendo altamente valorada por los empleadores, en especial en cargos de mayor responsabilidad organizacional tales como jefaturas y gerencias.

 

Lo anterior, se debe a que la gestión de dichos cargos tiene un impacto no solo en su área sino que en otras relacionadas. “El mantenerse por más tiempo, implica que los propósitos planteados al integrarse a la compañía fueron alcanzados, y que por otras razones, buscan desarrollo fuera de ésta”, asegura María Luisa Arias, Consultant Engineering and Construction de Hays Chile.

 

Arias agrega que “mientras sean cambios ascendentes en la escala organizacional, es más fácil de justificar que en los casos en que se observa un cambio entre cargos de responsabilidad similar”, asegurando que es recomendable considerar un cambio de empleo desde los tres años en adelante.

 

 

Elementos a considerar

 

Según Hays, cuando una persona desea cambiarse de trabajo, es esencial considerar lo siguiente:

 

1. Identificar y analizar en un primer momento, los objetivos que nos llevan a considerar un cambio, y si es posible o no obtenerlos dentro de la empresa actual.

 

2. En caso de decidirse y postular a un cargo, darse el tiempo para investigar acerca del puesto (requisitos técnicos, responsabilidades, habilidades blandas) además acerca de la situación de la compañía y sus factores económicos, culturales, cambios en la estructura organizacional, despidos, entre otros.

 

3. Que la nueva oportunidad laboral permita acceder a capacitación en la línea de nuestros intereses.

 

4. Tener claridad acerca de los objetivos que se espera podamos cumplir: plazos, herramientas a adquirir y utilizar, entre otros.

 

5. Considerar cuáles son las posibilidades de desarrollo de carrera al interior de la compañía.

 

6. Que dicha posibilidad nos permita obtener una mejora salarial respecto al trabajo actual, idealmente sobre un 20% más de los ingresos actuales, junto con considerar los beneficios ofrecidos. Asimismo, es importante tener en claro las rentas de mercado para el cargo al que un candidato postula, para tener una referencia.

 

7. Al ser considerado el candidato apto para la nueva oferta, informar oportunamente en la empresa donde labora actualmente, manifestando con objetividad cuáles son los elementos que lo llevaron a tomar esa decisión y los plazos en que saldrá de ésta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo