Cómo contar la salida de tu empleo anterior en una entrevista de trabajo

Por

No cabe duda que perder un trabajo es un golpe duro a la autoestima. De inmediato te bombardeas con preguntas como: “¿Cómo voy a pagar el arriendo?”, “¿Cómo pagaré la comida?”, “¿De dónde voy a sacar dinero?”.

 

Luego, cuando por fin comienzas a recibir ofertas y entrevistas de trabajo, se te viene a la mente una pregunta que te pueden realizar: “Así que, ¿por qué dejaste el último trabajo?

 

Inclusive si tu salida de la empresa fue totalmente involuntaria, esta pregunta no tiene porque cerrarte las puertas de otro empleo. Considera estas tácticas para la siguiente entrevista de trabajo:

 

 

1. Conoce la historia

 

Siéntate y reflexiona el por qué perdiste el trabajo. ¿Fue un despido justificado?. ¿Cometiste un error grave?, ¿Fue por ti o por lo que hacen en la empresa? Con base en éstas preguntas, comienza a elaborar una historia del por qué perdiste el trabajo.

 

Cuanto más conozcas de la historia (recuerda decir la verdad) mejor podrás controlarla. A través de esta historia debes explicar lo que pasó, tomar responsabilidad si se presenta el caso y demostrar el crecimiento profesional.

 

 

2. Anticipa las preguntas

 

No importa lo bien diseñada y contada que sea la historia, es decir, es posible que el reclutador tenga más preguntas bajo la manga. Continua con la historia pero aticípate a las interrogantes y prepara las respuestas de acuerdo a tu relato.

 

Para preparar estas respuestas, pídele a un amigo, familiar o a quien más confianza le tengas que te haga preguntas.

 

Tip: Evita ponerte a la defensiva si te cuestionan.

 

 

3. No ser amargado

 

Cual haya sido la razón por la que perdiste tu empleo anterior, que no te amargue o te ponga iracundo cuando lo conversas. Demuestra que eres lo suficientemente maduro como para dejar de lado el pasado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo