Estos son los cinco miedos más comunes al llegar a un trabajo nuevo

Por

Cuando se lleva mucho tiempo en un trabajo se entra en una zona de comodidad que no es tan beneficiosa: ya no hay retos, las tareas para hacer se vuelven mecánicas, las mañas de los compañeros pueden tornarse irritantes y usted se termina aburriendo. Ese es el momento en el que usted decide cambiarse de trabajo y en el momento en el que lo logra la felicidad lo invade.

 

Sin embargo, con esta emoción viene la angustia de entrar a un sitio desconocido, de no manejar lo que tiene que hacer, de no conocer a nadie y sentirse perdido los primeros días. No duerme pensando en todo lo que tiene que hacer y en que la empresa no se vaya a arrepentir por su contratación.

 

Lo mejor para esta época es estar tranquilo, calmarse y confiar en usted, en sus capacidades. Recuerde que si está ahí es porque quienes lo contrataron vieron que podía responder a las exigencias del cargo.

 

Aquí hay una lista, según la revista Forbes, de los cinco miedos más comunes de un trabajador que llega a una compañía nueva y cómo enfrentarlos:

 

 

  • Un mal jefe

 

Cuando lo contrataron conoció a sus superiores, pero en realidad no sabe cómo se manejan en el día a día. Teme que estén más preocupados por seguir las reglas de la compañía que por liderar. No se preocupe, haga su trabajo, no esté pendiente de su jefe y dele una oportunidad.

 

 

  • Estar desperdiciado

 

Usted llegó con toda la energía para comenzar un nuevo trabajo, para asumir nuevos retos, pero cree que da para más de lo que su puesto ofrece. Si es el caso, tranquilícese. Acaba de asumir el cargo, cuando demuestre lo que sabe hacer le darán más oportunidades. Dele tiempo al tiempo.

 

 

  • Compañeros ineptos

 

En su anterior trabajo ya se sabía las mañas de todos y el ritmo que tenían para realizar sus tareas. Aquí apenas los está conociendo y tiene miedo de que no sean buenos colegas. Sin embargo, recuerde que cada uno tiene su ritmo y si están ahí es por algo, trate de entrar al grupo haciendo su trabajo a conciencia.

 

 

  • Autoinducción

 

Cuando llega a una empresa y no conoce a nadie, cree que no le van a enseñar cómo funciona el lugar, que van a tratar de embolatarlo y que va a quedar solo en esa oficina. No esté tan prevenido, pregunte, resuelva todas las dudas que tenga y si no encuentra respuestas acuda a los mandos mayores.

 

 

  • Inestabilidad laboral

 

Es complicado saber las complicaciones de una empresa cuando se está recién contratado. Todo puede verse maravilloso, pero tal vez haya problemas de inestabilidad. Mantenga la calma, no puede entrar a una compañía pensando que todo se va a acabar al otro día. Concéntrese en su trabajo.

 

 

 

Fuente: Publimetro Colombia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo