Seis consejos para lograr mayor cercanía con tu jefe

Por

¿Sientes que tus superiores te miran mal cada vez que propones algo? Tal vez sea paranoia tuya o, de pronto, tienes toda la razón y tu jefe no te quiere mucho. Ahora, ¿te has preguntado por qué sucede eso y cómo puedes mejorar esa actitud hacia ti?

 

Nadie dice que trates de volverte el mejor amigo de tu jefe, ni de cruzar líneas que es mejor no pasar; pero toma en cuenta que es un compañero de trabajo más y seguro tu desempeño mejorará si la relación entre ambos es más cercana.

 

Los expertos en gestión de talentos son claros en algo: el éxito de un trabajador no va a depender de si es atractivo, es buena gente, chistoso o amigable, pero sí va a depender en gran medida del empeño que este le ponga a hacer las cosas bien.

 

Por otro lado, toma en cuenta que la mayoría de las buenas relaciones de trabajo se basan en el respeto

 

Lo ideal es que estés convencido de que lo que vienes haciendo en la oficina y las decisiones que tomas son las más acertadas.

 

Si un superior te ve inseguro, ten por seguro que él también se sentirá inseguro y pensará que tiene que hacer todo él mismo y que no podrá delegarte nada.

 

Si aún tienes algunas dudas, la prestigiosa revista Forbes acaba de publicar algunos consejos para mejorar la relación que tienes con tu jefe:

 

 

1. Sé más receptivo

 

No estés siempre “en alerta” con tu superior. Si algún día tuvo un detalle feo contigo o te habló mal, no seas rencoroso. Tal vez estuvo pasando por un mal día. Ahora, si tienes un jefe que siempre está de mal genio, no respondas igual. Trata siempre de estar de buen ánimo, tal vez lo contagies.

 

 

2. Cumple lo que prometes

 

Si te delegan una tarea y te ponen un plazo determinado, es mejor que lo cumplas. De esta forma, te ganarás el aprecio de tu superior. Además, debes hacerlo bien, sin afanes, y si tienes algún comentario o sugerencia, hazlos sin miedo. Así vas a ganar respeto.

 

 

3. No compitas con nadie

 

Recuerda que tienes un puesto y una función específica en la empresa, no trates de ocupar funciones de otros. Los jefes se dan cuenta cuando alguien trata de pasar por encima de los demás. Este tipo de actitudes crea un mal ambiente y no permite que los demás trabajen bien. Concéntrate en lo tuyo.

 

 

4. Trata siempre de aprender

 

En lugar de estar pendiente de los errores de tus superiores, mira las cosas buenas que tienen, sus cualidades y trata de aprender de ellos o ellas. Piensa en esto: tu jefe está en esa posición por algo. Tómate un tiempo y averigua por qué.

 

 

5. Pide retroalimentación

 

No te quedes con las críticas que recibes; si crees que son injustificadas, pídele a tu jefe las razones y los argumentos por los que tu trabajo no está funcionando dentro de la organización. No creas que te tienen bronca porque sí, más bien trata de arreglar lo que está mal y supérate. Recuerda que de los errores se aprende mucho.

 

 

6. Ten los objetivos muy claros

 

Si no sabes muy bien lo que estás haciendo en la compañía, ni lo que esperas de tu trabajo, es mejor que te sientes a pensarlo porque seguirás cometiendo muchos errores si sigues así. Debes andar con paso firme, tomar decisiones, hacer comentarios acertados; si tu jefe ve seguridad, lo que propongas va a ser tomado en cuenta.

 

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo