Aprende a cómo manejar un mal ambiente laboral

Por

De repente hay un ascenso en la oficina porque se desocupó una plaza y las teorías y conspiraciones del fin del mundo salen a la luz para explicar los posibles porqués. Cuando se puede pensar que, simplemente, así es como tiene que ser.

 

De acuerdo con Cali Ressler y Jody Thompson, expertos en el tema y citados por Expansión, a esta práctica se le conoce como “lodo”.

 

Éste se compone de los comentarios que refuerzan la idea de que no se puede confiar en la gente para que tenga autonomía, por ejemplo: ¿cómo es posible que se vaya temprano si nadie se va temprano?, un cuestionamiento común en las oficinas. ¿Te suena conocido?

 

Identificamos al lodo como una de las barreras más poderosas y persistentes en un lugar de trabajo productivo, creativo y satisfactorio cuando desarrollamos la estrategia Results-Only Work Environment (ROWE) (ambiente de trabajo de sólo resultados).

 

Ésta se basa en la premisa de que no es necesario que la gente se esclavice por horas si trabaja por objetivos, haciendo lo que sea necesario para que estén listos el día de entrega. Así de simple.

 

Si sientes que eres víctima de esta práctica, sigue los siguientes consejos:

 

 

  • Niégate a la negatividad

 

Toma distancia de los compañeros que más que desahogarse, pasan el tiempo criticando porque sí y que emiten expresiones del tipo “Fulana se fue temprano porque tiene a su hija enferma. Quiero un niño así”.

 

 

  • Siempre ten una meta en mente

 

Antes de reaccionar por algo que te ocurre y no te gusta, pregúntate qué es lo más importante para ti y para qué necesitas pasar ese mal rato. Teniendo una misión es menos probable que las emociones nublen tu juicio. Por ejemplo: “a M. Díaz no le gusta su trabajo, pero es una herramienta que le permite pagar su carrera como terapeuta, así que lo disfruta”.

 

 

  • No seas destructivo

 

Cualquiera puede ser un compañero tóxico. No seas del tipo que traiciona a otro acusándolo de llegar tarde o porque no hace el trabajo como tú. Enfócate en los resultados y si necesitas quedar bien con alguien, entonces hazte responsable de tu trabajo, piensa más acerca de tus clientes y tu empresa, y haz progresos por ellos.

 

 

  • Sé un aporte y no una resta

Di lo que piensas del trabajo de tus compañeros cuando estén presentes y no critiques si, por ejemplo, se van más temprano que tú: mejor pregunta cómo hace para organizarse. La mayoría de las veces, dicen los expertos, las personas se van temprano porque son organizadas con su tiempo.

 

 

Para las emociones

 

No te dejes gobernar por la víscera, respira y:

 

  • Nunca tomes una decisión de negocio importante cuando estés abrumado por las emociones. Aléjate, tómate un tiempo y piensa en lo que debes alcanzar. Después identifica los pasos que necesitas seguir.

 

  • Piensa antes de actuar. Cuando piensas cómo podría afectarte una decisión, cómo podría dañar tu carrera, qué impacto tendrá para tu familia, tu estilo de vida y tu reputación, podrías detenerte y no hacer lo inadecuado para ti.

 

  • Habla. Cuando haya un problema con alguien, siéntate a resolverlo con esa persona en lugar de ir por ahí hablando mal de él o ella.

 

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo