Date un tiempo para ti y serás más creativo en el trabajo

Por

Para enfrentar las tareas darias y poder desarrollarse en el trabajo, uno de los aspectos más importantes es ser creativo, pero a veces, por desgaste y cansancio, simplemente las ideas no llegan a nuestra cabeza y poco a poco nuestro rendimiento comienza a caer.

 

Una de las principales característica valoradas en las empresas es que su personal tenga la iniciativa para crear soluciones a dificultades que se presenten y desarrollen su trabajo sin esperar a que le digan cómo hacerlo. Por ello, la creatividad es fundamental, para no perderla es necesario alejarse, aunque sea mentalmente de las obligaciones del trabajo para evitar el agotamiento.

 

Para ello, revisa los siguientes consejos de Soyentrepreneur.com y aplícalos cuando sientas que no das más:

 

1. Refresca y clarifica tu mente: al igual que un buen sueño refresca tu mente y cuerpo, lo mismo hace tomarte tiempo libre en tu día a día. Evita la rutina, ya que cuando permites a tu mente enfocarse en algo distinto al trabajo, te ayuda a ganar perspectiva que no obtienes cuando estás sumergido todo el tiempo en las trincheras.

 

2. No puedes ser bueno con nadie, a menos de que seas bueno contigo mismo: este antiguo adagio no debe tomarse a la ligera. Pregúntate: “¿Qué he hecho por mí últimamente?”. Si no puedes idear una respuesta rápidamente, es probable que hace tiempo que no te dedicas a ti.

 

3. Serás más creativo: la creatividad vive en el lado derecho del cerebro, caótico y desorganizado, al igual que la inspiración. Sentarte día tras día en tu oficina intentando mover las cosas hará que eventualmente se te sequen las ideas. Tomarte un tiempo libre de la organización y los procesos te dará el espacio para explorar el caos en tu hemisferio derecho. Es sorprendente lo que encontrarás ahí.

 

4. Ser un maniático del control no ayuda: una de las razones de por qué los líderes de negocios son lo que son es por su habilidad para organizar, ejecutar procesos y mover a las personas hacia sus metas. Saben cómo lograr que las cosas sucedan. Saben cómo controlar las situaciones y generar resultados. Pero también pueden ser personas muy controladoras. No puedes controlarlo todo. Dedicarte tiempo es una excelente forma de alejarte y renunciar al control, al menos una hora a la semana. Si tienes a las personas correctas en tu equipo o tienes buenos compañeros de trabajo, puedes delegar fácilmente tareas en tu ausencia.

 

5. Te mantienes en contacto con lo que es importante: a veces las cosas no salen como las planeaste, y en ocasiones se ponen tan mal que cerrar las puertas es la mejor opción. Cuando nos definimos por lo que hacemos, es fácil perder la vista de quiénes somos. Dedicarte tiempo te permite darte cuenta que eres más que un ser profesional. Te debes a ti mismo honorar aquellas partes de ti y la verdad es que nunca sabes dónde ni cuándo conocerás a alguien que puede ayudarte en tu carrera o negocio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo