¿Poseemos alfabetización digital en Chile?

Por

La alfabetización digital es uno de los mayores retos a los que se enfrentan las grandes potencias del mundo, así como también los países en vías de desarrollo. ¿Por qué? Por la confusión existente entre los conceptos de “alfabetización digital” y “habilidades informáticas”. Kathryn Parsons (@KathrynParsons), cofundadora de Decoded (iniciativa orientada al “digital enlightenement”, o iluminación digital), llamó recientemente a democratizar Internet, o más bien acceso digital para todos.

 

Parsons sostiene que “ambos conceptos son diferentes. Mientras que una persona hábil en informática podría ser eficiente en diseño web o análisis de datos, la alfabetización digital implica que una persona podría mantener una conversión sobre el mundo digital mostrando un amplio nivel de conocimientos“.

 

Dicho de otro modo, no se necesita saber cómo funciona un computador o ser un programador o saber código para realizar una app para tener conocimiento digital, pero sí necesitas saber qué pasa en el mundo digital para saber cómo este está incidiendo y cambiando nuestro mundo.

 

“Tenemos que ser conscientes de que hay un lenguaje que puedes aprender y que te permitirá ver más allá de la pantalla y empezar a disfrutar de las experiencias digitales que más te gustan”, explica la creadora de Decoded.

 

“La gente está tomando decisiones, firmando presupuestos y liderando equipos que son cada vez más digitales. Algunas de las mayores empresas del mundo saben que si no se adaptan en los próximos tres-cinco años dejarán de existir. Todo un desafío para muchos, pero que no debería serlo. Salí del colegio con conocimientos básicos de aritmética, algo que me ha servido de mucho tanto en mi vida personal como profesional”, detalló Parsons.

 

De acuerdo a la emprendedora digital del Reino Unido, el problema con la alfabetización digital es que no se considera algo esencial pese a que todo va en esa dirección. Por el contrario, es mas visto como algo reservado a un pequeño grupo de privilegiados ó “loquillos”, como quienes se han establecido y trabajan en Silicon Valley.

 

“Existe la sensación de exclusión de la revolución digital, o de que no se haya facilitado el acceso a ella. La tecnología, en ocasiones, puede generar un sentimiento de indefensión en las personas, una indefensión por la creencia generalizada de que se trata de un campo dirigido por un grupo pequeño de personas que conoce todos sus entresijos. La alfabetización digital está rodeada también de esos mitos” manifestó Kathryn.

 

Cómo enfrentarlo, la británica fue enfática en llamar a “concienciar de que existe un lenguaje que puedes aprender, que te permitirá ver más allá de la pantalla y empezar a disfrutar de las experiencias que te gustan”.

 

 

¿Cómo nos afecta en Chile?

 

Ahora ¿cómo esto nos llega a los que vivimos en esta larga y angosta franja de terreno llamada Chile? El tema no es menor. En datos de la Subtel, al cierre del 2013, la penetración a internet por cada 100 habitantes pasó de 30% a 41% (en comparación con el año inmediatamente anterior).

 

A esto se suman los cerca de 5 millones de conexiones móviles a internet, cifra que duplicó las conexiones fijas y que reflejó el exponencial crecimiento en los últimos meses en la materia, con un 49,2% de incremento en la penetración del servicio (22,8 conexiones por 100 habitantes).

 

Acá viene la pregunta, todos esas conexiones representan un interesante porcentaje de chilenos conectados. ¿Cuántos de ellos tienen habilidades informativas o poseen alfabetización digital? ¿Quién usa el smartphone o se conecta a internet para un uso? ¿Estamos aptos para la nueva era digital?

 

 

 

Por: R.O.P. Villanueva Ahumada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo