Columna de Felices y Forrados: "Tipos de pensión que puedes elegir al jubilarte"

Por

Si algo en común tenemos todos los que estamos leyendo esta columna, es que algún día llegará el momento de jubilarse. La palabra jubilar proviene del Hebreo que significa “júbilo”, es decir, instala sus cimientos en la alegría, el goce de la vida y premia los años de sacrificio entregados al trabajo y desarrollo de nuestro país.

 

Para enfrentar esta etapa tan importante de nuestras vidas, debemos estar informados y así elegir la mejor opción. El ahorro constante durante la etapa laboral, una buena gestión de los fondos y la correcta elección de forma de jubilación, son 3 pilares fundamentales que todos los trabajadores de Chile deberíamos tener en cuenta.

 

Hoy existen 4 formas de jubilar y que se adaptan a cada una de las necesidades de quienes la solicitan. Éstas son:

 

1. Pensión de Vejez: Es la pensión más común y utilizada. Es a la que puedes optar, al momento de cumplir la edad legal para pensionarte. Si eres hombre te puedes pensionar por vejez a partir de los 65 años; si eres mujer, a partir de los 60 años. De todas formas no es obligatorio jubilar a esa edad, pero puedes hacerlo cuando estimes conveniente posterior a ella. Si decides pensionarte, pero a la vez seguir trabajando, también puedes decidir seguir cotizando en alguna AFP.

2. Pensión Anticipada: En este tipo de pensión, puedes jubilarte antes de los 65 años si eres hombre y de los 60 años si eres mujer y puedes optar a ellas si cumples con una cantidad de ahorro. Son principalmente 2 cosas que debes cumplir para poder optar a pensionarte anticipadamente:

 

a) El monto de la pensión lograda, debe ser igual o superior al 70% del promedio de tus ingresos los últimos 10 años.

b) Además dicho monto, debe ser superior al 80% de la pensión con aporte solidario.

Tanto en Pensión de Vejez como la Pensión Anticipada, se puede elegir una de estas modalidades de pensión:

a) Retiro Programado: Recibes una pensión mensual, mantienes la propiedad de tus ahorros y puedes seguir administrándolos para que mejores tus ahorros con el paso del tiempo.

 

b) Renta Vitalicia Inmediata: Tus ahorros son traspasados a una Compañía de Seguros que te entregará una pensión de por vida. Al escoger esta opción, compras una prima de un seguro, que por lo general es equivalente al total del ahorro de la cuenta de capitalización individual, por lo cual al optar a una Renta Vitalicia pierdes la propiedad de tus ahorros.

 

c) Renta Temporal con Renta Vitalicia Diferida: Comienzas con una pensión por Retiro Programado, por el plazo que elijas y posteriormente contratas una Renta Vitalicia para que comience a operar después de ese plazo definido.

 

d) Renta Vitalicia Inmediata con Retiro Programado: Recibes al mismo tiempo una pensión por Retiro Programado desde la AFP y una pensión por Renta Vitalicia desde la Compañía de Seguros.

 

3. Pensión de Invalidez: Puedes acceder a recibir mensualmente esta pensión si como trabajador, sufres alguna enfermedad o accidente permanente de al menos un 50% de tu capacidad de trabajo. Para optar a ella, debes tener menos de 65 años, ser declarado inválido para el trabajo por una comisión médica y no estar jubilado.

4. Pensión de Sobrevivencia: Cuando un trabajador afiliado fallece, deja una pensión mensual a sus beneficiarios de sobrevivencia.

Recuerda, para cada caso hay un tipo de pensión; infórmate para que así junto a tu familia, tomen la mejor decisión para su futuro.

 

 Imagen foto_00000001

 

 

Gino Lorenzini

Creador www.felicesyforrados.cl

 

 

 

 

 

 

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo