Aplica neuromarketing y haz efectiva tu marca

Por

A primera vista podrás decir ¡¡¿qué?!!., pero más allá del extraño nombre, el neuromarketing es la disciplina que combina el estudio del cerebro con la publicidad, con el objetivo de potenciar las campañas; conectar las emociones e impulsos de los clientes y llevarlos hacia los anuncios de las marcas. Con eso en mente, en esta nota te contamos cómo podría afectar positivamente tu empresa.

 

El neuromarketing es una estrategia de investigación de mercado cualitativa que busca garantizar el éxito de una iniciativa publicitaria. Con esto considera desde olores, colores, hasta imágenes o sonidos que puedan impactar en la decisión final del consumidor.

 

El director de la empresa BrainScan, Ricardo Perret, declaró recientemente a un medio mexicano que “esta disciplina se basa en la neurociencia que estudia los procesos cerebrales y que en conjunto con el marketing sirve para entender los impactos que tienen los estímulos“.

 

Para esto, el neuromarketing usa diferentes pruebas médicas, altamente prácticas y empíricas, como la resonancia magnética, encefalografías, tomografías y eyetracking que incluye el movimiento ocular y apertura de las pupilas.

 

¿Por qué?, porque el neuromarketing mide cuatro características de las ondas cerebrales:

 

 

  1. la atención que pone una persona en lo que se le está ofreciendo
  2. la respuesta emocional que se tiene frente al producto
  3. cuánto recuerda la persona el producto
  4. cuál es su sensación o impulso hacia el producto después del estímulo.

 

 

Para Eduardo Calixto, médico del Instituto Mexicano de Psiquiatría, “con el neuromarketing se exaltan las características de un producto o servicio para que al adquirirlo, el consumidor se sienta más seguro con él y en consecuencia esta acción libere dopamina (la sustancia del placer)”, explicó.

 

El especialista, añadió que el mejor ejemplo de esto son los productos que liberan olor, como un chocolate, un café o una comida, ya que “al ser respirado por el consumidor éste siente satisfacción por su compra”.

 

Ahora dónde está el tema o problema, en que la efectividad que se obtiene en campañas apoyadas por la neurociencia dependerán exclusivamente del “caso” que hagan las empresas de las recomendaciones de los analistas.

 

El riesgo, está en que las empresas deberán tener cuidado con no confundir el neuromarketing con el marketing sensorial, el cual basa su técnica en organizar un focus group al cual se le da a probar, oler y tocar elementos de un producto.

 

¿Qué opinas tu? ¿Estás listo para aplicar la neurociencia a tus productos y marca?

 

Revisa los siguientes ejemplos para que entiendas de qué estamos hablando:

 

 

 

 

 

 

 

Por: R.O.P. Villanueva Ahumada / Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo