Errores que debes evitar al redactar un email de trabajo

Por

 

Publimetro Perú

 

Un correo enviado al destinatario equivocado, una idea mal redactada o una palabra mal escrita pueden causar malos entendidos, retrasar procesos y afectar la productividad y ocasionarte serios problemas en el trabajo.

 

Para que no te suceda nada parecido, en esta lista encontrarás los errores más comunes al redactar un email, para que notes que faltas que estás cometiendo:

 

1. Olvidar el saludo o la despedida: si omitiste el saludo, comenzaste de pésima forma una negociación o solicitud, porque da la sensación que tu actitud es muy severa y estricta. Con la despedida resulta déspota y poco respetuoso.

 

2. Excesivamente pomposo: recuerda que todo está en el equilibrio. No exageres con tecnicismos o formalismos. Puedes alejar al receptor en vez de acercarlo.

 

3. Mantén la formalidad: recuerda que estás en el trabajo y todos los emails respaldan los procesos o decisiones laborales. Conserva la formalidad que exige un contacto profesional y la accesibilidad de un lenguaje cercano.

 

4. Reglas ortográficas: descuidarlas deja al descubierto el nivel educacional de las personas y la falta de dedicación. Excelente ortografía es sinónimo de calidad y credibilidad profesional.

 

5. Entrar en detalles personales: no entres en mayor detalle, a nadie le importa si peleaste con tu marido o si tu hijo tuvo una pataleta. Los asuntos profesionales deben ser resueltos de igual modo.

 

6. Resolver conflictos laborales: todos conflictos deben ser resueltos cara a cara. El correo electrónico solo logrará más malos entendidos y generen un mal clima.

 

7. Responder con copia a todos: que un correo este dirigido a varias personas no necesariamente significa que debas copiar a todos con tus respuestas, sólo en caso que sea un tema de conjunto, lo debes hacer. En los correos de trabajo es importante que no haya un historial enorme de un solo correo.

 

8. Escribir todo en la misma línea: debes cambiar de línea cuando cambies de tema, incluyendo el saludo. El contenido es más claro para el receptor y además, esto resulta más fácil de recordar.

 

9. Usar abreviaturas o emoticones: en ocasiones el emisor quiere que el receptor entienda que está satisfecho o conforme con una decisión tomada y añade una cara feliz al texto. Esto resta seriedad al contenido y dan una mala imagen de la persona que se encuentra al otro lado de la pantalla.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo