Emprendedores crean plataforma donde las mujeres pueden comprar zapatos diseñados por ellas

Por

Beatriz Stange

 

Las mujeres no seremos diseñadoras de profesión, pero cada vez que compramos una prenda o un par de zapatos pensamos e imaginamos que si hubiese tenido tal o cual detalle, aquello, sería simplemente perfecto. Precisamente fue esa la necesidad de mercado que Bárbara Barra (ingeniera civil) junto a su pololo Joaquín Verdugo (diseñador) detectaron hace ya un año.

“Yo vendía zapatos de madera tradicional pero en la U, súper informal y cuando estaba vendiendo me di cuenta que era súper complicado para las mujeres comprarse zapatos, porque uno siempre los quiere con otro taco, en otro color o que la caña podría ser más corta o más larga. Siempre hay algún detalle que las mujeres le queremos hacer al zapato”, explica Bárbara.

Por eso, pensó en crear un servicio que les permitiera a ellas comprar un modelo propio, así dieron con el sitio web Diza Shoes (http://www.dizashoes.com).

El sistema de compra es muy sencillo. Las clientas ingresan al sitio web, seleccionan el modelo de zapato que quieren y luego comienzan a diseñar. Se elige el material, el taco, color, accesorios y si debe tener alguna condición especial “como si tienen el empeine alto, la pantorrilla muy gruesa o delgada”, especifica la fundadora del sitio.

Una vez diseñado el calzado, se completan los datos del formulario que aparece ahí para hacer la compra efectiva y pagar. “Se puede pagar con Transbank, tarjeta de crédito o débito”, agrega Bárbara.

Tal ha sido el éxito de este emprendimiento que durante septiembre relanzarán su web. “El sitio actual es beta, porque en septiembre lanzaremos una plataforma que es 3D donde tú vas viendo todos los cambios que se le van haciendo y queda la maqueta ahí mismo“, precisa Bárbara.

 

 

Modelos más vendidos

Durante este invierno que ya está por acabar, las plantas mali y clash son las más vendidas. En cuanto a accesorios “las correas dobles y las terminaciones de la bota mali con la punta metálica son lo que más se han pedido”.

Sobre las tallas, Bárbara indica que trabajan “desde la 33 a la 43, entonces llegamos a varias niñas que antes no podían comprarse zapatos como ellas querían u otras que calzan 43 que es primera vez que usan zapatos de mujeres”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo