Columna: ¿Jubilación de $400.000 en el peor escenario?

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sabemos que hoy los chilenos tienen una jubilación promedio de $185.000, lo cual es una dura realidad. Debido a esto, dos de las cinco propuestas que expusimos ante la Comisión Bravo, fueron diseñadas con el fin de hacer evolucionar el sistema actual a un sistema integral de previsión, donde por ejemplo, una ama de casa, que no percibió ningún ingreso durante toda su vida, reciba una pensión de $400.000 ¿Cómo se logra esto?

 

La primera propuesta es la cuenta “Hijo feliz”. Esta medida propone que el Estado deposite $1 millón por hijo nacido en su AFP. Con esto al cumplir 65 años, ese chileno tendrá $49 millones o una pensión de $250.000. No importa si eres barrendero o doctor, esa sería la jubilación piso para todas las personas en el año 2070.

 

La segunda medida solidaria, apunta a las famosas “lagunas previsionales”. Esto es una realidad preocupante ya que una persona, de 40 años trabajados, sólo ahorra 21 por distintos factores. Para evitar estas lagunas, el Estado debería ahorrar $10.000 mensuales para todos los desempleados mayores de 18 años. Esta medida sumada al Hijo Feliz, garantizaría una jubilación de $400.000 en el peor escenario laboral y si además se suman los ahorros, podría superar incluso el millón de pesos.

 

La primera política cuesta US$500 millones, y el seguro anti lagunas cuesta US$1.200 millones de dólares al año, un costo muy bajo, tomando en cuenta que hoy el Estado subsidia en más de US$11.100 millones todo el sistema Previsional, incluidas las Fuerzas Armadas. Sólo reasignando estos recursos se podría hacer sustentable el sistema de previsión.

 

La Comisión Bravo tuvo muy buena recepción de las medidas que presentamos y nos consultó cuánto costaría hacer realidad el sueño de jubilaciones dignas hoy y no en 65 años más. La solución pasa por crear un “Bono jubilación digna”, donde el Estado complementa los ahorros de todos los adultos para que alcancen un monto total de al menos $49 millones a los 65 años. Así los jubilados pasan desde los $85.000 a los $250.000 como piso de jubilación, reactivando así el consumo de los adultos mayores. Los jubilados perciben la rentabilidad, pero el fondo es del Estado y se devuelve automáticamente al fallecer para así financiar a las futuras generaciones.

 

El costo total para solucionar el problema de pensiones bajas, cuesta al Estado US$15.000 millones anuales por 13 años, y a partir del año 14, bajaría sólo a US$1.700 millones al año, esto sin incorporar la recuperación de fondos de parte de los fallecidos, por ende quizás el sistema se financie al año siete.

 

En resumen, en 13 años, el Estado presta estos “bonos jubilación digna” a los 17 millones de chilenos, partiendo por los mayores de 65 y por los hijos recién nacidos (dado que la inversión es de sólo $1 millón). Año tras año se depositan los bonos a los mayores de 60, luego a los mayores de 55, y al año 13 se consigue que toda la población a los 65 años tenga un ahorro total de al menos $49 millones.

 

Dejamos esta gran propuesta, que brindaría jubilaciones Hoy de $250.000, y que transformaría a Chile realmente en una nación sustentable a nivel mundial.

 

 

 

Imagen foto_00000011

Gino Lorenzini

Creador de Felices & Forrados

www.felicesyforrados.cl

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo