La realidad laboral de las personas con discapacidad

Por

 

Sylvio García

 

Pablo Contreras

 

Las dificultades que han  vivido las personas con diferentes discapacidades ha sido siempre en todo ámbito y en el mundo laboral no ha sido la excepción, lo que supone complicaciones mayores en materia económica y de independencia respecto de la familia.

 

Sin embargo, hay evidencia de que esto ha cambiado. Desde Coanil, fundación que trabaja con personas con discapacidad intelectual en su capacitación desde 2006 y que ha logrado insertarlos laboralmente, aseguran aquello.

 

Según explica la terapeuta ocupacional de la fundación a nivel nacional, Magdalena del Piano, “nosotros hacemos la coordinación con las empresas y les ofrecemos jóvenes que están siendo capacitados y facilitamos, en primera instancia, opciones de práctica y posteriormente colocaciones laborales con contrato de trabajo”.

 

En su experiencia, la recepción de las empresas cuando reciben la propuesta de trabajar con gente con discapacidad ha tenido una evolución. “En años anteriores, eran pocas las empresas que abrían sus puertas a personas con discapacidad, porque habían muchos temores y prejuicios”, pero agrega que “hace unos 3 o 4 años son cada vez más las empresas, que  entre sus políticas de Responsabilidad Social Empresarial, se están abriendo a la diversidad”.

 

En cuanto a los reparos que inicialmente tenían las compañías, la terapeuta señala que se les consideraba “eternos niños”, se pensaba que tenían mayor tasa de accidentabilidad y que podían afectar su productividad. No obstante, destaca que son cada vez más aquellas que dejan esos prejuicios atrás.

 

De acuerdo a un estudio de la Sofofa del año 2003, el 87% de los empresarios que han incluido personas con discapacidad consideran que son más responsables que los demás, presentan un 74% menos de ausentismo laboral,  son un 72% más puntuales y su calidad de trabajo es 63% mejor.

 

Cifras que apoya Del Piano. “Las personas con discapacidad generalmente son bastante comprometidas, más responsables, faltan menos al trabajo que personas sin discapacidad”.

 

De hecho, otro estudio sobre factores para la inclusión laboral de las personas con discapacidad 2013 de Sofofa y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), reveló que el 16% de las empresas destacó la alta productividad, el 13% la disciplina laboral, el 11% el trabajo en equipo y el 10% el buen clima laboral.

 

El mismo documento muestra que entre los beneficios que experimentarían las empresas con la inclusión laboral de las personas con discapacidad se mencionan las siguientes:

 

1. Más motivación: el hecho de incluir a personas con discapacidad en la empresa genera un efecto motivador en otros trabajadores.

2. Mejor clima laboral: se produciría un efecto positivo en las relaciones internas del equipo o la organización, ya que los ajustes que se deben realizar para adaptarse a la diversidad repercuten finalmente en un mejor clima laboral.

3. Mejor reputación: las empresas inclusivas aumentarían su capital simbólico o reputacional, aumentando el nivel de aprobación desde el interior y del entorno.

4. Mayor productividad: algunas empresas señalan que la participación de personas con discapacidad en su equipo se traduciría en beneficios relacionados con la productividad, ya que estos trabajadores serían especialmente hábiles para la ejecución de ciertas tareas y/o especialmente comprometidos. Esto redundaría también en la irradiación de un mayor compromiso de los demás empleados con sus respectivas labores.

 

En cuanto al desempeño que las personas con discapacidad logran dentro de las empresas cuando logran un puesto de trabajo, Del Piano sostiene en su experiencia que “a los largo de los años ellos permanecen en su puesto de trabajo, se van motivando y van ascendiendo dentro de la empresa. Tenemos chicos que han partido en labores de aseo y han llegado a la jefatura de esa área”, asegura.

Finalmente, la terapeuta de Coanil dice que hace falta más apoyo estatal para lograr mayor inclusión laboral de las personas con discapacidad. “Tenemos mucha población con discapacidad inactiva, pudiendo ser un aporte al desarrollo del país, por lo tanto sería  importante que el Estado trabajara en conjunto con instituciones que estamos en inclusión laboral para fomentar esto”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo