Cómo manejar el temor a ser despedido

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

Cuando Chile atraviesa por un periodo de desaceleración económica, muchos analistas observaron con extrañeza que eso no se haya visto reflejado en el mercado laboral, porque las cifras de desempleo se mantenían estables. Sin embargo, en los últimos meses eso comenzó a cambiar.

 

De hecho, el último informe entregado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio cuenta que la tasa de desempleo en el trimestre junio – agosto fue de 6,7%, creciendo un 1% en el último año y un 0,2% respecto del periodo mayo – julio.

 

Asimismo, un estudio del Instituto Libertad y Desarrollo señaló que el porcentaje de familias que tienen a un integrante cesante creció, llegando hasta el 46%.

 

Junto con ello, la caída de indicadores como el del consumo muestra, según los economistas, que las personas están gastando menos debido al temor que tienen a perder el empleo.

 

 

Tranquilidad y comunicación: elementos claves

 

Si eres de aquellos que ha vivido de cerca la situación, al perder a un compañero de trabajo, lo fundamental que recomiendan los expertos es mantener la tranquilidad y estar enfocado en tus tareas.

 

Así lo resalta Mariela Ardizzone, directora de Selección y Calidad de Adecco, quien afirma que frente a los despidos que puedan estar ocurriendo dentro de una organización, “es fundamental que el trabajador mantenga la concentración en sus funciones diarias, evitando las distracciones, los rumores y malos entendidos”.

 

Asimismo, Ardizzone añade que si existiesen varios despidos sucesivos, es válido que el trabajador converse con su jefatura directa para conocer la situación”.

 

Por su parte, Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile, enfatiza que “lo ideal es tomar conciencia que nadie es imprescindible”, agregando que “la clave está no sólo en hacer el trabajo, sino que hacerlo muy bien, aportando ideas y demostrando un verdadero compromiso con las empresa”.

 

Ahora bien, cuando una compañía o entidad se ve en la necesidad de terminar la relación laboral con algunos de sus trabajadores, lo primordial es la transparencia. “En estos casos es importante que la empresa mantenga la comunicación oportuna y directa con los trabajadores, siempre en momentos adecuados y a través de medios pertinentes”, expresa la directora de Addeco.

 

Similar apreciación tiene Vargas, ya que resalta que “en la medida que todos saben el escenario en el que se encuentran y las condiciones en la que está la organización, mejor es la recepción y los colaboradores lo valoran, se sienten parte“.

 

Como mencionaba anteriormente el gerente de Trabajando.com, al empleado no solo le basta con hacer bien sus tareas, porque “siempre es bien valorado, independiente de la industria o el cargo que se desempeñe, ser proactivo y proponer ideas para lograr las metas y objetivos de la empresa. Estas acciones ayudan a diferenciarse del resto“, asegura Ardizzone.

 

Sin duda que este clima de inestabilidad agrega una presión extra para cualquier trabajador, sin embargo, los expertos son enfáticos al señalar que el empleado no debe dejarse afectar por esto.

 

“Estas situaciones llevan a un incremento de tensión inevitable”, reconoce la directora de Addeco, pero insiste en que “es fundamental que exista transparencia y confianza para aclarar las consultas entre trabajador y jefatura” frente a esta realidad.

 

Mientras que Álvaro señala que si el empleado “vive con miedo a perder el trabajo, finalmente se puede transformar en un infierno el día a día”.

 

Estrés, depresión y menor productividad, son las consecuencias de vivir en ese ambiente, afirma el gerente de Trabajando.com. Por ello, concluye en que la tarea del funcionario es ser reconocido como “un colaborador bien evaluado en la organización, para tener la tranquilidad de mantener el trabajo e idealmente poder seguir creciendo y hacer carrera”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo