Desempleo podría caer hasta 6,0% en A. Latina a pesar de poca creación de puestos de trabajo

Por
Foto: Agencia Uno

 

UPI

Un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) expresó que una menor participación laboral -es decir, la proporción de la población en edad de trabajar que está dentro de la fuerza de trabajo, ya sea ocupada o desempleada- permitiría la caída en la desocupación.En el documento los organismos de las Naciones Unidas analizan la situación del trabajo durante el primer semestre del año y explican los mecanismos que han permitido reducir la desigualdad de los ingresos laborales en la región en la última década.

 

“Por paradójico que pueda resultar, el descenso de la tasa de desempleo no es una noticia enteramente positiva… La caída de la participación laboral que está detrás del desempleo decreciente impacta la autonomía económica de una proporción cada vez mayor de la población, especialmente de las mujeres”, expresaron Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, y Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT, en el prólogo del documento.

 

A pesar del estancamiento actual, el balance en los mercados laborales de la región durante los últimos años es positivo. Más allá de la coyuntura, el informe analiza los vínculos virtuosos entre la formalización del empleo y las mejoras de la distribución del ingreso laboral.

 

Después de la crisis de 2008-2009, la formalización del empleo siguió aumentando, lo que no sólo favoreció una mayor inserción productiva de muchas mujeres sino también contribuyó a reducir la brecha de los ingresos laborales entre los ocupados con menores y mayores niveles de escolaridad.

 

Entre 2009 y 2013 los puestos de trabajo formales crecieron 12,7% (53,4% del empleo total), mientras que el empleo informal lo hizo sólo en 2,6% (46,6%). En tanto, la distribución del ingreso total (empleo formal e informal) mejoró 0,62 puntos porcentuales entre los dos años mencionados.

 

Este aumento de la formalidad ha beneficiado especialmente a los asalariados, a los trabajadores con niveles de escolaridad intermedios y a las mujeres, precisó el documento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo