Roca’s Shop, el secreto que te sorprenderá

Si no ponen atención, lo más probable es que pasen de largo, porque la fachada de este bar a pasos de Plaza Ñuñoa, no es llamativa, si hasta parece casi camuflada. Pero si tienen la suerte de fijarse un poco más allá del pasillo por el que se entra, los espera una gratísima sorpresa donde gozar una Cristal heladísima al mejor precio con sándwiches de calidad… ¡Y en un patio gigante al aire libre!

Por Publimetro

Así es la esencia del Rocas’s Shop (Irarrázaval 3344, Ñuñoa), el bar que por más de 20 años ha sido un secreto guardado a voces, y del que su dueño Bernardo Romero se siente orgulloso. Un futbolero de aquellos (tiene hasta su propio club de barrio, el Estrella Manuel Rodríguez con 4 hectáreas en La Florida), y amigo de figuras históricas como Braulio Musso y Leonel Sánchez que de tarde en tarde se dejan caer por aquí.

“Yo tenía mi local antes aquí cerquita, en José Pedro Alessandri con Irarrázaval, pero me lo expropiaron por la construcción de la futura estación del Metro. Pero al final el cambio me convino, porque ahora tengo este bar con 25 mesas al interior y 45 en el patio”, dice don Bernardo.

Y es justamente ese espacio al aire libre lo que lo ha convertido en una especie de local de culto, sobre todo para los futboleros, que disfrutan todos los partidos del campeonato nacional y de las ligas extranjeras en pantallas de alta definición bajo el cielo luminoso, cobijados con la sombra de una higuera gigante, y con la no menos destacable ventaja de poder fumar. Un lujo escaso por estos días en el rubro…

Pero la gente no llega al Roca’s Shop sólo a ver televisión, sino por sus convenientes precios, tanto en bebestibles como en sándwiches y comida casera. Por ejemplo, el shop de medio litro está en módicos $1800 pesos, lo mismo que una cerveza en botella (1/2 litro) o una lata, también de 500 cc. Y el pitcher está a $4500.

En la carta figuran generosos churrascos italianos ($3900), Barros Luco ($3900) Chacareros ($3900) y vienesas de todo tipo (desde $1100), hasta llegar a platos típicos, como cazuela y porotos con rienda más ensaladas o acompañamiento por $3000 pesos, de lunes a sábado entre las 10:00 y las 2 de la mañana.

Antes de retirarnos guatita llena y corazón contento, le preguntamos al dueño qué significaba el nombre del local. “Es que no sabía cómo ponerle. Entonces un garzón me dijo que lo bautizara como el whisky on the Rocks, o sea, con hielo. Al principio no entendí, pero después caché que era porque los shops y cervezas los vendemos más helados que pata de pingüino. ¡Calzaba justito! Y me gustó”.

A nosotros también don Bernardo… y seguro que para ustedes será igual.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo