¿Cómo enfrentar una prueba psicológica cuando se postula a un empleo?

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

Es una parte de la postulación a un puesto que muchas veces olvidamos o no tomamos en cuenta hasta que nos toca: el test psicológico.

 

Si ya la entrevista de trabajo puede producir inquietud y algo de estrés, este tipo de pruebas aumentan aquello. No sabemos muy bien cómo contestar correctamente, si vale la pena ser absolutamente sincero o si es mejor responder de acuerdo a lo que supuestamente espera el reclutador. 

 

Lo primero que debe quedar claro es que si el resultado no es el esperado, no se debe pensar que uno está loco. “Algunas personas piensan que el test psicólogo entrará en sus mentes y encontrará algún problema. Luego del test, algunos preguntan qué contestaron mal y si se les puede ayudar”, asegura Loreto González, sicóloga laboral de GrupoExpro.

Agrega que “por el temor e inseguridad que provocan, la mayoría busca en Internet las respuestas ‘más apropiadas’ a los test o consultan al psicólogo amigo“, lo que finalmente termina jugando en contra, porque el entrevistador puede darse cuenta de que no se está contestando honestamente.

 

Entonces ¿cuál es la forma correcta de enfrentar estas instancias? Lo primero que aconsejan los expertos es que no hay que alarmarse y solo se debe contestar con la verdad. “Los candidatos deben enfrentar estos test con total sinceridad y tranquilidad”, subraya Carolina Varela, jefe de  Selección de la Dirección de Operaciones Norte de Adecco.

 

Pero ¿y si la prueba nos deja fuera de la postulación? Aquí, Christopher Lorca, gerente de Selección de Técnicos y Profesionales de GrupoExpro, hace hincapié en que esto no significa que hayan encontrado un problema, sino que simplemente las personas “no respondían al perfil del cargo buscado”, aunque al mismo tiempo aclara “los test psicológicos no son la principal causa de descarte para un puesto de trabajo”.

 

En ese sentido, Varela indica que estas pruebas están “relacionadas con el tipo de cargo y competencias blandas que se requieren para el puesto”.

 

Ambos profesionales insisten en que los test psicológicos son un complemento a la entrevista de trabajo y solo “ayudan a corroborar que la persona seleccionada posea las competencias asociadas a las labores que deberá desempeñar“, la experta de Adecco.

 

 

El rol de los reclutadores

 

Por otro lado, las organizaciones que están buscando trabajadores y aplican este tipo de pruebas deben tener cuidado en cómo la ocupan.

 

“Es importante que las personas que aplican las pruebas o test den un correcto encuadre a los candidatos, es decir, es importante que comenten qué prueba aplicarán y qué es lo que necesitan del candidato para dar una correcta prueba“, detalla la jefa de Selección de Adecco.

Pese a lo anterior, Varela resalta que actualmente es otra la forma que está primando para escoger a los colaboradores. “La selección por competencias y entrevistas de candidatos cada vez toma mayor relevancia”, asegura, agregando que al entrevistar lo que sucedes es que se conversa y conoce a una persona, lo que permite “saber de su experiencia y homologar diferentes situaciones de vida al trabajo”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo