Repunte en creación de empleos proviene principalmente de Servicios Públicos y Sociales

Por

 

Foto: Archivo

 

 

Los nuevos registros de empleo entregados por el INE en el día de hoy muestran una mejoría parcial durante el trimestre móvil julio-septiembre.

 

De una primera lectura de la información se aprecia que el empleo total aumentó en 1,2% en su medida interanual, dando lugar a 92 mil nuevas plazas laborales. Todas las categorías de empleo mostraron una recuperación, en especial, el empleo asalariado, cuya tasa de expansión subió a 1% en 12 meses (0,6% en el trimestre móvil precedente), la más elevada de los últimos siete meses. Los empleos por cuenta propia, asociados a una menor productividad y mayor precariedad, repuntaron en 1,3%, aunque mantienen una trayectoria menos expansiva que la observada durante el primer y segundo trimestre del año (7,8% interanual). Podemos concluir en que se trata de una versión optimista de la situación.

 

Sin embargo, el análisis del empleo según sectores resta dosis importantes de optimismo a la primera lectura de los datos. La creación de ocupaciones evidencia una marcada sectorización en los rubros de servicios sociales y públicos. En efecto, los antecedentes muestran que Administración Pública dio origen a 41 mil nuevos empleos, Servicios Sociales y de Salud, a 58 mil, Enseñanza, a 10 mil y Otras Actividades de Servicios Comunitarios, a 14 mil. Es decir, en conjunto estos sectores dieron origen a, nada menos, que 123 mil nuevas ocupaciones.

 

El resto de las actividades económicas evolucionó en dirección opuesta, perdiendo en conjunto 31 mil ocupaciones. En estas pérdidas se destacan los sectores Comercio (-40 mil), Construcción (-28 mil), Transporte (-9 mil) y Servicios Financieros (-20 mil). La Industria, por su parte, que se ubicaba entre los rubros creadores de empleo en este año, ajustó significativamente dicha trayectoria, originando sólo 5,5 miles de puestos (32 mil en promedio hasta el trimestre móvil terminado en agosto).

 

Por otra parte, tenemos que el desempleo se redujo levemente: desde un 6,7% en el trimestre móvil precedente hasta un 6,6% en esta última ocasión. Hay que advertir que el mes de septiembre marca el inicio de un ciclo de estacionalidad vinculado a la agricultura que tradicionalmente genera una  reducción en la tasa de desempleo entre los meses de septiembre y enero.

 

En definitiva, las cifras entregadas por el INE muestran una mejoría en la creación de empleos en la economía, que podrían permitir el alivio de las condiciones de ingresos de los hogares. Sin embargo, por ahora no parecen constituir una señal fuerte en la economía. Los rubros que están creando la totalidad del nuevo empleo representan no más del 15% del PIB. No se observa una capacidad transversal de crear muevas plazas laborales, sino que, como se dijo, las nuevas ocupaciones provienen fundamentalmente de sectores relacionados con la administración pública, municipios y otros servicios sociales y personales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo