Empleados de McDonald"s buscan apoyo en Argentina y Brasil para subir sus sueldos

Por

 

EFE

 

Integrantes del movimiento por un sueldo mínimo de US$15 la hora (casi $9.000) en Estados Unidos viajarán la próxima semana a Brasil y Argentina para unir esfuerzos con sindicatos locales con el objetivo de lograr un aumento salarial a miles de trabajadores de la industria de la comida rápida.

 

“Somos un moviendo global ahora”, dijo a Efe Dora Peña, de 50 años y quien trabaja de cocinera en un McDonald’s de Chicago desde hace 8 años y tiene un salario de US$8,65 la hora (poco más de $5.000), por lo que requiere de asistencia pública para mantener a su familia.

 

Peña explicó que viajará junto con otra empleada de McDonald’s a Argentina y a Brasil, en donde esperan aprender de la situación de los trabajadores de la comida rápida en esos países.

 

Otros dos trabajadores de McDonald’s de Nueva York se trasladarán a Dinamarca, Escocia, Inglaterra y Francia, mientras que otros dos empleados más de Los Ángeles viajarán a Japón y Filipinas, explicaron los organizadores de esta iniciativa.

 

Peña dijo que en Argentina piensan reunirse con legisladores y líderes laborales del sindicato Pasteleros, el cual representa a 34.000 trabajadores, de los cuales 18.000 son empleados de McDonald’s.

 

“Vamos a compartir ideas con ellos”, dijo Peña, que lamentó que en Estados Unidos no haya un sindicato que los represente a nivel nacional y luche por sus derechos.

 

En Tokio, los empleados estadounidenses de McDonald’s y trabajadores locales se manifestarán frente a un restaurante de esta cadena en protesta por los bajos salarios.

 

“Aunque estemos en Los Ángeles, Tokio o Manila, nosotros estamos logrando la misma batalla por mejores salarios, derecho a sindicarnos y el respeto en el trabajo”, dijo Moses Brooks, un cajero y cocinero de 23 años de Riverside (California), quien viajará a Asia en su intento de mejorar su situación, pues, después de tres años en McDonald’s, gana nueve dólares a la hora.

 

“Este viaje es para aprender de nosotros mismos, fortalecer los lazos entre trabajadores americanos y nuestros colegas en el extranjero y construir un movimiento global”, dijo Brooks en un comunicado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo