Venta de automóviles nuevos cae en Chile por fuerte depreciación del peso

Por

 

 

EFE

Las ventas de automóviles nuevos durante este año en Chile llegaran a unas 333.000 unidades, un 11,8 % menos que en 2013, debido a la fuerte depreciación del peso y a la baja en la actividad económica en general, estimó hoy la filial local del banco BBVA.

 

Según el estudio realizado por la institución, la depreciación de la moneda local se ha transferido a los precios de los vehículos, lo que los han encarecido y también ha significado una menor importación, por lo que las ventas estarían centrándose en una reducción de inventarios.

 

Junto a ello, la baja en el ritmo general de la actividad económica, que ya estaría afectando los índices de empleo y a la que se suman las bajas expectativas de consumidores y empresas, serían otros elementos que contribuirían a la disminución en la comercialización de automóviles nuevos.

 

“La caída en las ventas de este año estuvo explicada principalmente por los efectos de depreciación cambiaria, que se sumaron al deterioro de la confianza de los consumidores y del mercado laboral”, señaló el informe que consideró cifras hasta octubre de este año.

 

“En esta última dimensión seguimos viendo que la tasa de desempleo puede seguir aumentando hasta que no se recupere la tasa de crecimiento del 4 %”, agregó.

 

Par este año se prevé que la economía chilena crezca en torno a un 2 %, mientras que para 2015 se espera una expansión de la actividad cercana al 3,5 %.

 

Por ello, para el próximo año se estima que las ventas de automóviles nuevos llegarían a entre 280 mil y 310 mil unidades, lo que implicaría un retroceso del 16,1 y el 7,1 %, respectivamente.

 

Los principales factores que explicarían la caída de las ventas el próximo año son el deterioro adicional previsto para el mercado laboral y un mayor tipo de cambio promedio, que se situaría en 581 pesos por dólar, que serían compensados en parte por el crecimiento económico algo mayor.

 

De todas formas, el informe advierte que los niveles de ventas de automóviles nuevos se estarían situando en un rango de mayor normalidad, considerando que el período 2010-2013 fue excepcionalmente bueno.

 

Como contrapartida, la baja actual y esperada en la venta de automóviles nuevos estaría siendo compensada por un aumento en la comercialización de vehículos usados, tendencia que se mantendría también en 2015.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo