Columna de Felices y Forrados: "¿Quién eres tú?"

Por

 

El año se pasó volando. Has trabajado duro y tanto tú como todos quienes te rodean han vivido un periodo lleno de experiencias positivas y negativas.

En ocasiones como ésta, en la que se está cerrando un ciclo, así como uno completamente nuevo está empezando, siempre es sano detenerse, pensar y sacar al limpio algunas reflexiones que nos ayuden a comenzar el 2015 con una predisposición positiva, conscientes de lo que queremos y lo que debemos generar para conseguirlo.

Puedes dar el primer paso haciéndote una pregunta sencilla en apariencia, pero que puede ser la puerta de entrada a otra forma de plantearte frente al mundo: ¿Sabes quién eres tú?

Muchos responderán soy ingeniero, asesora del hogar, electricista, etc. Si respondieron con su profesión o labor, es necesario que vuelvan a hacerse la pregunta, intentando ir un poco más allá, dado que aquello en lo que se desempeñan en el mundo laboral es sólo una parte de ustedes y en ningún caso puede definirlos por completo.

Vuelve a preguntarte: ¿Sabes quién eres tú? Soy una persona alegre, que disfruto de mi familia y lucho a diario por hacer realidad mis sueños. Esa es una respuesta de alguien que se autoconoce.

Generalmente, a causa de la rutina del trabajo y producto de las deudas, dependemos demasiado de nuestra fuente de ingresos. Al depender tanto dejamos de hacer lo que realmente nos hace felices; dejamos a nuestros hijos solos frente al televisor, consumimos azúcar en productos procesados pretendiendo que la glucosa engañe nuestro cerebro otorgándonos una vaga sensación de bienestar, así como tratamos de compensar nuestra falta de tiempo regalando cosas materiales que en nada reemplazan al amor o el compartir en familia.

La invitación es a que reflexiones sobre quién eres y así te reencuentres con las cosas simples de la vida, aquellas que verdaderamente te hacen sentir vivo. Luego debes tener un plan de ahorro, por ejemplo, descuenta el 20% de tu sueldo por planilla directo a tu APV, así pasarán los años y sin darte cuenta tendrás un fondo de ahorro que te permitirá ser libre y decir chao jefe cuando tu trabajo implique dejar de lado tu felicidad o la de tu familia.

Otro punto importante es, una vez que tomes la decisión de ahorrar, mantener una mirada positiva; si por ahora no puedes compartir mucho tiempo con tus seres queridos, al menos juégatela por entregarles un tiempo de calidad. Aprovecha cada momento: el recorrido que realizas a diario en transporte público puede volverse más agradable si lo acompañamos de alguna lectura que nos interese o nuestra música favorita. Muchas veces, poner un poco de nosotros mismos, es la clave para cambiar nuestro entorno.

Los pasos son fáciles: reflexiona, sueña y plantéate un plazo razonable para hacer realidad tus sueños. Tú eres capaz de cambiar tu realidad a través de la cultura del ahorro. Si creemos en nosotros mismos, un nuevo año siempre será una nueva oportunidad.

 

 

 

 

Imagen foto_00000001

 

 

 

 

Gino Lorenzini
Fundador de www.felicesyforrados.cl

 

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo