Aprende como mejorar la cultura de tu empresa y encontrarás resultados en todo ámbito

Por

 

Foto: Think Stock Photos

 

La transformación de la cultura dentro de una empresa es un proceso, no una iniciativa del momento. Si estás trabajando para cambiar una cultura que ha sido construida hace años, no esperes cambiarla en pocos meses. El tiempo y energía que inviertas va a ser considerable, pero los resultados habrán valido la pena el esfuerzo. Colaboradores motivados y satisfechos van a querer sorprender constantemente a sus clientes y los indicadores claves de tu compañía mostrarán positivos resultados.

Pero ¿qué pasa con empresas que muchas veces se atoran en culturas caracterizadas por departamentos que funcionan a la larga como verdaderos “silos”, atascando agendas e información que no caen como cascada o lo suficientemente rápido como se debiera?. Según la consultora Great Place to Work ® si esto describe a tu compañía, debes haber experimentado frustración en tus intentos por cambiar la cultura de tu empresa. Sabes el tipo de lugar de trabajo que te gustaría ofrecer a tus empleados, pero no puedes manejar dónde comenzar a enfrentar las muchas barreras que existen.

Sin embargo aquí hay tres lecciones aprendidas que puedes aplicar para apoyar a tu organización en el camino hacia mejorar como empresa.

 

1. Cuantifica el problema: ¿Cómo puedes saber que tu cultura necesita atención? A veces se evidencian dos indicadores significativos: resultados financieros en declive y una moral de los empleados erosionada, lo que deja poco tiempo para buscar formas de mejorar los procesos o poner atención hacia los empleados. En cambio, todo el mundo se focaliza en trabajar lo más duro posible para cumplir con las demandas. Algunas veces, enfocarse sólo en el negocio no es tan bueno, especialmente cuando éste impide seriamente la innovación y comunicación.

 

2. Conéctate con tus empleados: ¿quiénes mejor que tus empleados pueden hablar de lo mejor, lo malo o lo feo de la organización que tu propio equipo? Habla con tus empleados, comparte lo que has identificado, pregunta por sus opiniones y escucha. Si la confianza no es abundante en tu compañía, esta va a requerir mayor tiempo y paciencia. Muchas organizaciones simplemente se rinden cuando el equipo no quiere hablar abiertamente al primer intento. Existe la política de puertas abiertas, pero otros métodos incluyen focus group, encuestas o chats informativos. Sin embargo, se debe estar preparado para hacer algo con la información que se haya cosechado y volver con quienes se haya hablado, específicamente si los cambios positivos no serán inmediatamente percibidos.

3. Conecta a tus empleados con otros: Colaboración –conocida comúnmente como trabajo de equipo- es un poderoso combustible para acelerar la transformación cultural. Es también un sello de los Grandes Lugares para Trabajar. Si tu compañía ha operado en forma de silos, será visto como extraño para la gente de un departamento o división conversar entre ellos, pero déjenlos trabajar en conjunto. Cuando los empleados de diferentes áreas trabajan en conjunto para resolver los problemas, pueden ocurrir cosas increíbles. Comienzan a conocerse como personas, construyendo respeto y empatía. Identifican formas para ayudarse entre ellos y ven a la organización como un vínculo común, no como un enemigo. La comunicación mejora y la confianza se construye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo