Sebastián Vidal: “hoy existe una sensación positiva en torno al emprendimiento y la innovación”

Por

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

– ¿Cómo, cuándo y por qué nace Start-Up Chile?

 

Startp-Up Chile nace el año 2010, como una iniciativa de Gobierno ejecutada a través de Corfo, principalmente para resolver dos problemáticas u oportunidades que existían en ese periodo: no teníamos emprendedores que estuvieran pensando más global y los que existían pensaban mucho más en lo local. Nos faltaba ese espíritu de ir a competir a Estados Unidos, de emprender con cosas más tecnológicas, etc.

 

Hoy en día existen 45 países que tienen “start-up país”, después de Start-Up Chile. Se partió con 22 proyectos piloto de Estados Unidos, y la historia es larga, pero hasta el día de hoy hemos seleccionado mil emprendimientos de 75 países, incluido los chilenos.

 

 

– ¿Cómo ves que ha evolucionado esta iniciativa desde la primera convocatoria?

 

La evaluación es tremendamente positiva, primero porque hoy día existe una sensación positiva en torno al emprendimiento y la innovación. Muchas instituciones están trabajando en torno a este tema, muchas empresas también han volcado sus negocios principales en la innovación. Las universidades también han empezado a incluir ramos de innovación y emprendimiento dentro de sus mallas curriculares, lo que también es una tremenda señal.

 

 

– ¿Por qué nace la idea de invitar a emprendedores de otros países?

 

Una de las ideas de solucionar los problemas que teníamos en ese periodo fue atraer emprendedores que provinieran de polos de innovación más importantes como Sillicon Valley, Berlín, Londres, Tel Aviv, Singapur. Entonces la hipótesis era ‘si traemos este talento emprendedor a Chile, ellos son los que nos deberían ayudar a difundir este tema del emprendimiento y a crear un ecosistema sólido de innovación.

 

 

– ¿Cómo ves a Chile en materia de innovación, comparado con el resto de Latinoamérica?

 

Yo creo que estamos en un súper buen pie y soy súper optimista por lo que viene también en términos de emprendimiento e innovación, principalmente porque se están haciendo las cosas correctas, se están creando políticas pro emprendimiento. Y al final yo creo que Latinoamérica tiene que funcionar unida para que podamos ir creciendo.

 

 

– ¿Qué crees que falta en Chile para que más innovadores se lancen a emprender, sobre todo en el área tecnológica?

 

Para los emprendedores que ya empezaron, les falta que sean conscientes de que si van a generar un emprendimiento tecnológico, tienen que entender que esto es un negocio que tiene que generar rentabilidad, entendiendo el mercado latinoamericano. Y por el lado del inversionista, este tiene que entender los fondos de inversión son de riesgo.

 

En educación, es importante que todas las universidades hablen de innovación, no solo las carreras de negocios, sino que también las científicas. Y obviamente los temas regulatorios tiene que mejorar, facilitarle la vida al emprendedor.

 

 

– Precisamente de eso último ¿cómo sientes que pilla al emprendedor el actual escenario de
reformas que vive el país?

 

Yo creo que la parada del emprendedor hoy día no es criticar una posición política ni las formas de hacer las cosas ni nada, lo que quiere hacer el emprendedor, a través de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) y otros organismos, es que el emprendedor pueda tener las reglas claras.

 

 

– Pero ¿cómo ves estas reformas como la tributaria y la laboral?

 

Bueno, gracias al trabajo de la Asech y algunos otros políticos, la reforma tributaria se cambió muchísimo lo que fue un triunfo para los emprendedores. Ahora está mucho más clara.

 

Respecto de la reforma laboral, yo creo que hay que analizarla de la misma forma que se analizó la tributaria, hay que ver en qué afectaría al emprendimiento, hay que analizarlo en una conversación abierta y sincera sobre lo que se espera para adelante.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo