Columna de Felices y Forrados: "Ingeniería Comercial, la ética y el Caso Penta"

Por

El Decano de la carrera de Ingeniería Comercial de la Pontificia Universidad Católica, José Miguel Sánchez, calificó de “inaceptables” los hechos del Caso Penta, mientras los estudiantes de la misma casa de estudio dicen que resulta vergonzoso y decepcionante que ex alumnos de la facultad, tengan un comportamiento tan poco ético en los negocios.

 

Estudié Ingeniería Comercial y creo que el problema es más profundo y está presente en todas las Universidades de Chile que dictan Ingeniería Comercial; desde que entramos a estudiar y durante 5 años, en diversos ramos y en reiteradas ocasiones, nos indican que el fin de toda empresa es “maximizar utilidades”. Proceso tras el cual la gran mayoría de los ingenieros no se detienen a reflexionar sobre el fin de sus empresas.

El verdadero fin de una empresa es perpetuarse en el tiempo, es decir, que sea sustentable. En métodos de optimización estaríamos hablando de maximizar utilidades pero a la vez minimizar las externalidades negativas.

Mientras la ciudadanía tiende a creer que son las empresas quienes constantemente se coluden en contra de los consumidores, lo cierto es que siempre en una empresa hay un gerente o dueño tomando la decisión de “maximizar utilidades” a toda costa. Revisemos 2 ejemplos:

 

1. En Antofagasta, el galpón de almacenaje del cobre, no cuenta con medidas para controlar la contaminación por metales pesados, producto de lo cual niños antofagastinos padecen de una alta concentración de plomo y otros metales en su sangre. Es decir, por “maximizar las utilidades”, se hizo un galpón de baja tecnología; como si proteger la salud de la ciudadanía fuera una “externalidad” de la cual no es necesario preocuparse.

2. Estudié Ingeniería Comercial en la Universidad Alberto Hurtado, donde anualmente pagaba $1.300.000. Pasados 15 años cuesta $3.500.000. Casi el triple. ¿Es ético subir 3 veces el precio en 15 años? Claro, es la “ley de oferta y demanda”, pero la externalidad es que los Universitarios están endeudados en más de US$1.000 millones que difícilmente serán capaces de ganar.

 

El punto es claro, en lugar de armar modelos de valor que se enfoquen en generar beneficio a toda la comunidad se nos enseña a maximizar utilidades aunque implique pasar a llevar a otros. Este grave error, lo ha cometido la gran mayoría de las universidades, la prueba es simple: antes el ramo “Evaluación SOCIAL de proyectos” era OBLIGATORIO, hoy es un opcional que casi nadie toma. En ese ramo se enseñaba claramente que las empresas debían “restringir” la optimización, e incorporar las externalidades de la empresa o proyecto. Estos detalles son los que hacen que el kilo de pollo deshuesado en EE.UU. cueste $2.000 mientras en Chile sobrepasa los $5.000.

 

 

 

 

 

 Imagen foto_00000001

 

 

 

 

Gino Lorenzini
Fundador de www.felicesyforrados.cl

 

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo