Claves para mantener el empleo y no ser despedido en el intento

Por

Pablo Contreras Pérez

 

No es un misterio que en la actual coyuntura económica, los rumores de despidos no hacen más que florecer y multiplicarse y muchas veces las jefaturas dentro de las empresas no dan la suficiente seguridad a sus subalternos.

 

Si es tu caso y en tu trabajo se han oído este tipo de comentarios, o ya se han hecho efectivas algunas desvinculaciones y quieres sentir seguridad de que tú no seguirás la misma suerte, debes tomar en cuenta que en la actualidad los empleadores valoran un sinnúmero de cosas de un empleado, según explican los expertos.

 

“No basta sólo ser profesional sino que toma importancia el marcar la diferencia frente a los pares“, resalta Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile, quien añade que lo más valorado en una persona, en cuanto a habilidades sociales son la empatía, la interrelación con otros y la capacidad de comunicación; mientras que en cuanto a las herramientas profesionales están el trabajo en equipo, el control del estrés, la capacidad analítica, la iniciativa y la innovación y creatividad.

 

Por su parte, Paulina Larraín, sicóloga de la consultora GrupoExpro separa aguas y resalta que “en empresas públicas habitualmente se valora los aspectos protocolares, pues además hay que cumplir normas de administración”, mientras que “en las empresas privadas, en general, los empleadores mayoritariamente valoran los resultados, y las virtudes de los trabajadores para lograr estos resultados como son la responsabilidad, proactividad, agilidad de respuesta del trabajador, automotivación y su compromiso”.

 

Sin embargo, hay que subrayar que el trabajador tampoco tiene que exagerar y caer en el rol de “Espinita” con tal de no ser despedido. Aquí Larraín es clara al señalar que “en el mundo profesional actual, esta es una actitud cada vez más irritante para la jefatura, pues coloca al jefe en una situación emocional comprometida e incómoda”.

 

A su vez, Mariela Ardizzone, directora de Selección y Calidad de Adecco hace señala que “muchas veces los trabajadores creen que una buena actitud laboral es asumir las órdenes de las jefaturas antes de realizar cualquier función, efectuando su trabajo sólo si le entregan directrices sus superiores. Sin embargo, a pesar de que es positivo cumplir las tareas asignadas, las jefaturas también esperan un grado de proactividad“.

 

Si tu jefe valora el compromiso con el trabajo ¿a qué se debe renunciar por él? “No es necesario sacrificar la vida personal y familiar por el trabajo. Cada faceta tiene su tiempo y momentos, y hay que saber separarlos”, enfatiza Larraín. Asimismo, Vargas estima que “lo que es más relevante, es que el trabajador esté consciente del equilibrio laboral con el personal, ya que esto es imprescindible para lograr el éxito a largo plazo en un entorno cada vez más competitivo”.

 

En situaciones económicas como la actual no es raro que la ansiedad nos invada. En este aspecto, Ardizzone aconseja “confiar en su trabajo, sentirse seguro y presentar una actitud positiva”.

A eso, Larraín suma como ítem fundamental el diálogo. “Una buena comunicación entre el trabajador y empleador es fundamental. Si existe ansiedad por un posible despido, es recomendable que el trabajador converse con la jefatura para poder aclarar su incertidumbre”, sostiene.

 

En tanto, el gerente general de Trabajando.com añade una cifra. “En un estudio realizado por nosotros, quedó en evidencia que el 38% de los chilenos piensa al menos una vez al año, que podría ser despedido de su lugar de trabajo“.

 

 

Ojo a los jefes: cómo se debe recompensar al buen empleado

 

Pues bien, si usted es jefe y considera que sus empleados han hecho una buena labor, es hora de premiarlos.

 

“Una forma simple, pero valorada por los trabajadores es recibir expresamente las felicitaciones de las jefaturas”, pero además estima que “está la opción de compensaciones monetarias a través de bonos o aumentos de sueldos, y en algunos casos otorgar flexibilidad”, afirma Ardizzone.

 

En ese sentido, la sicóloga laboral de Grupo Expro coincide y subraya que “siempre es bueno que el empleador reconozca explícitamente el compromiso de sus trabajadores e incentive los buenos resultados, pues eso incluso será motivador para los trabajadores”.

 

Sin embargo, si es de los que ya recibió la mala noticia, esa que no quería escuchar. Álvaro Vargas asegura que “un despido no es tan horrible y vergonzoso” ni tampoco se debe tomar como algo personal, ya que “son muchos motivos por los que la gente es despedida: por crisis económicas, por cambios de jefatura, por ‘recortes’ de la empresa etc.”, finaliza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo