Columna de Felices y Forrados: "Por el bien de tu bolsillo"

Por

En un país donde existen más tarjetas de crédito que habitantes llegó la hora de que, como ciudadanos, tomemos conciencia de nuestras decisiones económicas, porque todos sabemos que estar endeudado repercute en nuestra calidad de vida. Por eso a la hora de optar por cualquier crédito es importantísimo pensarlo muy bien y por ningún motivo tomarlo a la ligera.

La gran trampa del endeudamiento podría resumirse así: “Gastar plata que no se tiene en cosas que no se necesitan”. Entendámonos bien: un crédito puede ayudarnos a salir del paso ante gastos que de otra manera no podríamos solventar. La clave es saber cuándo verdaderamente vale la pena endeudarse.

Endeudarse para adquirir la casa propia, un computador para la familia o iniciar un emprendimiento para el cual no poseemos capital podría catalogarse de “endeudamiento sano”. Por el contrario, hacerlo para pagar la bencina, las cuentas a fin de mes o pequeños lujos resulta tan irresponsable como irresponsables resultan las empresas que otorgan tales créditos sin importarles si la persona tendrá la solvencia económica para pagar el día de mañana.

 

Desde hace algunos años, los mercados internacionales parecen haberse sumergido en una inédita crisis, cuyos alcances y características resultan difíciles de definir, una crisis insaciable y en permanente transformación que parece haber llegado para quedarse, amenazando afectar nuestros bolsillos.

 

Por eso quisiéramos compartir contigo algunos consejos prácticos que deberías tomar en cuenta, por el bien de tu bolsillo:

 

1) Una de las claves del ahorro: no ahorrar de lo que te sobra a fin de mes, sino apenas te paguen, destinar un poco de dinero a ahorro y sacar adelante el mes, como si ese dinero no existiera.

2) Pon fecha a tus sueños: es mucho más fácil y estimulante ahorrar cuando tienes claro qué es lo quieres y cuándo lo deseas. Aunque tener un fondo para emergencias nunca está de más.

3) Desayunar en casa y llevar al trabajo almuerzo hecho en el hogar: si sacas cuentas, te sorprenderá cuánto podrías llegar a ahorrar.

4) Ahorra en transporte: puedes hablar con tus compañeros de pega o vecinos del barrio para ponerse de acuerdo y compartir el auto en la semana y así ahorrar. Movilizarse en bicicleta también es una opción. Tu salud y el medioambiente lo agradecerán.

5) Ahorra en tus compras: haz una lista de compras antes de ir al supermercado, así evitarás comprar impulsivamente; recuerda que las estanterías y los pasillos están ordenados por expertos en el arte de hacernos gastar. Además prefiere supermercados mayoristas (que en promedio son un 12% más baratos) e intenta hacer solo una gran compra al mes.

6) Vende por internet: todo aquello que está en tu casa dando vueltas y ya no usas puede ser vendido por internet, existen varias páginas así como grupos de Facebook en donde podrás encontrar compradores.
Pongámonos en campaña y empecemos ahorrar desde mañana mismo para estar preparados ante escenarios complicados.

 

 

 

 Imagen foto_00000001

 

 

 

 

Gino Lorenzini

Creador de www.felicesyforrados.cl

 

 

 

 

Las opiniones vertidas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo