Columna de Felices y Forrados: "La movida del Banco Central de Perú"

Por

El Banco Central de Perú hizo una movida arriesgada para el mercado: subió sus tasas de interés en 25 puntos base. Cabe contextualizar que Perú es uno de los países menos endeudados del mundo, con una deuda de apenas 65% del PIB, incluyendo a gobiernos, empresas y hogares, es decir, ha sido muy responsable financieramente.

 

El motivo del alza de tasas se debe a que la inflación, al igual que en Chile, podría desbordarse por el alza del tipo de cambio. En vez de esperar que la Reserva Federal de Estados Unidos este 17 de septiembre sorprenda al mercado con una posible alza de tasas, prefiere ser precavido y adelantar la jugada.

 

Sin dudas ha recibido críticas porque podría generar una mayor desaceleración, pero desde mi perspectiva, leyó acertadamente el escenario.

 

Si se quedaban quietos y la FED sube las tasas, podían ser sorprendidos. Al anticipar la jugada, evitará que se fuguen los capitales, con lo que ya frenó el tipo de cambio y la inflación.

 

Estimamos que en Chile, el Banco Central también debería adelantar la movida y subir sus tasas en 25 puntos bases. Es la única forma de enviar una señal de que el dólar no puede seguir subiendo. A diferencia de Perú, el problema es que la deuda en Chile supera el 136% del PIB, en especial en las empresas, donde la deuda pasó de US$ 36.000 a más de US$100.000 desde el año 2008 a la fecha.

 

En concreto, si sigue subiendo el tipo de cambio, grandes empresas que se endeudaron en dólares podrían verse bastantes complicadas, en especial porque se endeudaron cuando el dólar estaba a $470 y ya hemos alcanzado los $700.

 

Por esto, y por el grave daño de la inflación que alcanzó el 5% en 12 meses, es muy necesario que el Banco Central anticipe la jugada.

 

Si EEUU no sube la tasa, no importa, pero al menos controlará la inflación y mantendrá el tipo de cambio en un rango de equilibrio de largo plazo, pero sin poner a las empresas en zona de riesgo por deudas.

 

Esperamos a su vez que el Gobierno elimine de una vez el Mepco y que la Enap, en vez de aumentar sus utilidades, sea más eficiente en el refinamiento y así el precio baje a $450, lejos de los $770 que estamos monopólicamente pagando.

 

Con estas dos movidas, bajaría la inflación, beneficiaríamos a los ahorrantes y jubilados, y bloquearíamos el riesgo de quiebra de empresas sobreendeudadas en dólares.

 

 

 

 

 Imagen foto_00000001

 

 

 

 

 

Gino Lorenzini

Creador de www.felicesyforrados.cl

 

 

 

 

 

 

Las opiniones vertidas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo