La actual incidencia del estrés en el mundo laboral

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la actualidad, la creciente presión en el entorno laboral puede provocar la saturación física o mental del trabajador, generando diversas consecuencias que no sólo afectan su salud, sino también a la de su entorno más próximo.

 

Al estar tanto tiempo en el trabajo, resulta fundamental que el ambiente y clima laboral esté acorde con la motivación y el bienestar que los trabajadores necesitan, lo cual incide en su desempeño y estado anímico.

 

Algunos de sus síntomas más frecuentes van desde la irritabilidad a la depresión y por lo general están acompañados de agotamiento físico y/o mental.

 

De hecho, un estudio del Ministerio de Salud señaló que un 30% de las licencias médicas que se presentan son por dolencias físicas y el 48% del ausentismo laboral de esas dolencias, se deben al estrés. Los principales rubros que los que se registra un mayor deterioro en la salud mental son en el gubernamental, el comercio y retail, educación y el área industrial.

 

En tanto, los estudios confirman que el estrés aumenta cada año en el país. La encuesta 3D Adimark informó que “en el año 2015 el 39% de los chilenos se declaraba estresado, contra el 22% registrado el 2012”.

 

 

A tomar en cuenta

 

Si cree que es uno de esos trabajadores agobiados, atento con estos síntomas para que sepa identificar si es que padece de estrés:

 

Síntomas fisiológicos: tensión muscular, disminución del sistema inmunológico, problemas cardiovasculares, alergias, fibromialgia, dolor lumbar, problemas a la piel, migrañas, dificultades respiratorias, infertilidad transitoria, problemas gastrointestinales.

 

Síntomas emocionales: ansiedad, depresión, irritabilidad, alteraciones del sueño, aburrimiento, frustración, aislamiento, dificultades de concentración, indecisión, pérdida de memoria.

 

Síntomas conductuales: agresividad, abuso de alcohol y drogas, trastornos alimenticios, conflictos interpersonales, trastornos sexuales, ausentismo laboral, disminución de la producción, mayor predisposición a tener accidentes.

 

Otro aspecto a considerar, esta vez por los empleadores, es que el estrés en el trabajo está asociado con una reducción de la productividad de las empresas y un descenso de la calidad de vida de aquellos que lo sufren, pudiendo incluso ser motivo de baja laboral.

 

“Uno de los métodos para saber como están los trabajadores son las ‘Evaluaciones de Clima’, de manera de poder detectar las áreas que están incidiendo en la desmotivación de los profesionales y poder generar intervenciones”, explicó Andrea Larach, Directora Ejecutiva de Human Search Consultora de Recursos Humanos.

 

La especialista añade que el trabajar sobre la satisfacción laboral, es una inversión que impacta directamente la motivación y compromiso de los colaboradores, puesto que a mayor satisfacción laboral, mayor productividad y aumento en el rendimiento de los equipos.

 

“Un ambiente de estrés laboral puede ser negativo para todos los involucrados, los empleadores podrían ver afectada su productividad, por el alto índice de licencias médicas o por un equipo de trabajo menos eficiente, lo que a la larga incidirá en los números finales de la empresa,” aseguró.

 

Finalmente, Larach apunta a que hoy existen innumerables estudios de la Psicología Positiva que demuestran que a mayor felicidad se consigue mejor desempeño individual, del equipo y de la empresa, actitud positiva que mejora la calidad de vida de las personas, aumentando la salud física y mental, aumenta la creatividad y apertura.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo