Columna de Felices y Forrados: "El cartel del papel"

Columna de Felices y Forrados:
Por

La semana pasada nos sorprendimos con “el cartel del papel higiénico”; una colusión que duró más de 10 años en donde dos empresas (con el 90% del mercado) acordaban producción y precios para “maximizar” sus utilidades.

 

Lamentablemente no estamos ante un hecho aislado, recordemos casos como La Polar, Pollos o Farmacias, pero más allá de lo superficial, analicemos lo profundo. Primero que todo, hay que recordar que las empresas son lideradas por personas y ellas son las que deciden perjudicar a otros chilenos.

 

¿Por qué gerentes, dueños o ejecutivos deciden abusar de su posición dominante y formar un cartel? Me parece que las empresas hoy tienen una gravísima crisis: no saben para qué existen. Estudié ingeniería comercial y durante toda la universidad, nos lavan el cerebro con que el fin de toda empresa es maximizar utilidades.

 

Si analizamos fríamente, los ejecutivos cumplieron con lo que los accionistas, dueños y universidades nos enseñaron erradamente. Para mí la responsabilidad es de los dueños que exigen maximizar utilidades, no maximizar el bienestar de los consumidores, que a la larga es lo que permite a la empresa perpetuarse en el tiempo.

 

El punto es que maximizar utilidades, o “lucrar excesivamente”, en el fondo del ser humano está relacionado con un fuerte antivalor: la ambición.

 

La ambición sin límites, que es uno de los mayores problemas de la sociedad chilena. No nos damos cuenta, pero la gran mayoría piensa primero en su beneficio en vez de una relación equilibrada en la que todos, como sociedad, ganemos ¿Acaso se nos olvida que 4 de cada 10 santiaguinos no pagan el Transantiago? ¿Acaso se nos olvida que llevamos un mes sin poder sacar carnet porque unos funcionarios públicos quieren ganar más dinero?

 

El verdadero fin de una empresa es perpetuarse en el tiempo y para eso debe maximizar el bien común de todos sus actores, no sólo la utilidad de los socios.

 

Toma conciencia y haz las cosas para que funcionen en un justo equilibrio. Me atrevo a decir que en 10 años los actuales grupos económicos en Chile dejarán de existir y es la oportunidad para emprender con nuevos modelos de valor para la sociedad, modelos que busquen el beneficio tanto de la empresa como de sus consumidores y colaboradores.

 

 

 

 

 Imagen foto_00000001

 

 

 

 

Gino Lorenzini
Creador de www.felicesyforrados.cl

 

 

 

 

Las opiniones vertidas aquí no son responsabilidad de Publimetro.