El lado oscuro de las compras online

Por

Por Dmitry Belyaev

 

 

En CyberMonday, las filas electrónicas de clientes conectados en busca de fuertes descuentos y promociones llegarán a los sitios web de los minoristas. Pero ten en cuenta que, como las e-tiendas no cierran y se puede navegar desde la comodidad de tu sofá., la histeria de las compras en línea puede llevar a realizar gastos impulsivos.

“Hace que muchas personas compren más a menudo y hagan compras o derroches innecesarios,” dijo Andrea Woroch, experta en consumo y ahorro de dinero, a Publimetro. “Sobre todo porque muchas personas tienen su información de pago guardada, y comprar algo con un solo toque conduce a enormes y excesivos gastos”.

También puede llegar a ser difícil cuando se trata de ropa, zapatos, artículos para el hogar, etc. ya que no puedes probarlos. Por otra parte, los colores en la web pueden ser distintos a lo que realmente son, y no se puede sentir la calidad del material. Es por esto que los expertos aconsejan comprar solamente artículos de las marcas con las que se está familiarizado.

“No navegues por diversión”, dijo Woroch. “Date tiempo para pensar en la compra; un mínimo de 24 horas para tomar una decisión. La necesidad de ir de compras puede pasar, y te olvidarás de esos artículos. La colocación de productos en tu carrito virtual no es la mejor manera de cumplir con esas ganas de comprar y gastar”.

Pero el ambiente anticonsumista también se filtra en los días de ventas de Black Friday (27 de noviembre) y CyberMonday (30 de noviembre).

 

Por ejemplo, el minorista de engranajes y artículos de deporte al aire libre US REI afirma que estará cerrado el día después de Acción de Gracias, animando a la gente a pasar tiempo al aire libre en su lugar. Vamos a ver si este plan resulta, ya que detener a los clientes hambrientos de descuentos es casi imposible.

 

Las estadísticas muestran que sólo en los EEUU, el fin de semana de cuatro días de Black Friday del año pasado les significó a minoristas un beneficio de US$50,9 mil millones. Y este número, supuestamente, crecerá en 2015.

Este deseo de comprar en línea, de acuerdo con la firma de asesoría de comercio electrónico con sede en EEUU, The Good, es impulsada por los precios más bajos, facilidad de consumo móvil y necesidad de las personas de hacer su propia investigación acerca de las cosas que están dispuestos a comprar. Pero también afecta a nuestros hábitos de compra ‘fuera de línea’.

“Los consumidores ahora investigan qué producto quieren antes de entrar en un lugar de venta”, explicó Jon MacDonald, fundador de The Good. “El comprador sabe cuál es el mejor precio, y los minoristas se ven obligados a reducir los costos, o proporcionar una mejor experiencia de servicio al cliente para justificar su precio más alto”.

Esta experiencia de compra también mejorará en línea, junto con el desarrollo de la industria del comercio electrónico. Como estiman observadores, los sitios web serán más personalizados con la ubicación, temporada, y los hábitos de compra de cada individuo.

“En lugar de que todo el mundo vea el mismo sitio genérico, y reciban los mismos correos electrónicos genéricos, los compradores podrán ver un sitio con sugerencias altamente relevantes, y recibir comunicaciones personalizadas en función a sus intereses y comportamientos de compras pasadas”, concluyó Shaun Tinney, analista de comercio electrónico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo