¿Cómo enfrentar un despido injustificado?

Por

En el mundo laboral existen distintos tipos de despidos, algunos son por incumplimiento de contrato, por abandono de deberes o por necesidades de la empresa, entre otros, pero el que mayor impacto causa en el trabajador es el despido que se considera injustificado, ya que además e todas las medidas legales que se deben tomar, genera un efecto psicológico en la persona que en ocasiones es difícil de sobrellevar.

 

“Cuando vivimos un despido laboral se gatilla un proceso de duelo en las personas, igual que cuando perdimos a un ser querido o se termina una relación de amistad o romance, por lo tanto, esta experiencia puede tener grandes implicancias a nivel psico-emocional. Para sobreponer es muy importante buscar nuestras redes de apoyo, es decir, amigos, familiares, actividades sociales, donde podamos vincularnos con otras personas y no solo despejar la mente, sino también crear nuevos lazos que nos ayuden a superar este mal momento e incluso encontrar un nuevo proyecto laboral”, detalló Isaías Sharon, Director Ejecutivo de Smart Coach.

 

En el mismo sentido, Javier Krawicki, Socio Fundador de Tuprimerapega.cl, explicó que “cuando una persona es despedida de su trabajo sufre un fuerte impacto emocional y más aún si este es injustificado”. Asimismo, añadió que “el despido produce respuestas de ansiedad aguda, deterioro de la auto-estima y concepto de sí mismo, síntomas psicosomáticos, hipertensión, depresión, descuido en arreglo personal, y en algunos casos, aparición de patología más severas”.

 

Otra situación que puede causar incomodidades en el trabajador es hacer frente a su empleador al momento de su notificación, a quien se le debe pedir alguna explicación por la medida que ha tomado. En este punto, Sharon aconsejó que “es importante consultar las razones para poder obtener cierta retroalimentación que nos ayude a mejorar nuestro desempeño y forma de relacionarnos en los futuros trabajos que tengamos. Es importante comprender los roles que las personas cumplimos al interior de las organizaciones y no tomar esto como algo personal o como un cuestionamiento a nuestra persona, sino que entenderlo como el resultado a una forma de vincularnos en nuestro entorno laboral y de hacer las tareas asignadas”.

 

Por otro lado, Krawicki entregó consejos para buscar trabajo, tras vivir una desvinculación de una empresa. “Nunca hay que mentir en una entrevista de trabajo, las mentiras a la largo se saben. Si uno fue despedido y el entrevistador se lo pregunta, debe decir la verdad y los motivos por los cuales salió de la anterior compañía. Además, es importante que cada persona se prepare en un 100% y active sus redes de contactos, la realización y actualización de un currículum de alto impacto, ensayar la entrevista y saber dónde y cuándo buscar este nuevo empleo. Personas mejores preparadas, pueden acceder a mejores empleos”, dijo.

 

Respecto al ámbito legal, Lya Rojas, Socia Directora de Rojas Abogados, abordó las medidas legales que se pueden tomar ante un despido injustificado. “Si un trabajador considera que su despido es infundado, lo primero que se aconseja es dirigirse a la Inspección del Trabajo, que actúa de modo fiscalizador y mediador, quien citará a las partes a un comparendo, donde solicitará al empleador toda la documentación relativa al contrato de trabajo,  pago de cotizaciones, libros de asistencia, entre otros documentos”, detalló la abogada.

 

Luego añadió que “si el acuerdo no se produce, el trabajador queda habilitado para demandar ante los Tribunales de Justicia”. Asimismo, comentó que la acción legal de llegar a los tribunales se puede hacer mediante un abogado particular o bien concurrir a la Defensoría Laboral para lo asesore un abogado de manera gratuita. “Hay que tener en cuenta que el plazo para demandar es de 60 días de ocurrido el despido, el que puede ampliarse  en caso de que se haya reclamado a la Inspección, se suman los días que haya durado el reclamo ante la Inspección del Trabajo, no pudiendo pasar en total de 90 días”, agregó Lya Rojas.

 

También se refirió a los casos que corresponde el pago de indemnizaciones. “En caso de que se declare que el despido que ha sufrido el trabajador ha sido injustificado, improcedente, indebido o carente de causal legal, las indemnizaciones legales que corresponda pagar, por concepto de años de servicios, pueden incrementarse desde un 30% a un 100%, dependiendo de cuál sea la causal mal aplicada. Ello, además, del pago de la indemnización sustitutiva de aviso si es que éste no se dio con un plazo de anticipación de un mes, la que equivaldrá a un mes de sueldo, más vacaciones proporcionales si correspondiere”, dijo.

 

Finalmente explicó que si un  trabajador se auto-despide “debe enviar al empleador la carta donde exprese los motivos y los hechos que la fundamentan en el plazo de tres días desde que se produjo su separación, y dentro del mismo tiempo a la Inspección del Trabajo”.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo