¿Me puedo ir tranquilo de vacaciones sin temerle al reemplazante?

Por

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pablo Contreras Pérez

Ya estamos en diciembre y no queda nada para celebrar la Navidad y despedir este acontecido 2015. Pero junto con ello, se vienen las tan ansiadas y esperadas vacaciones, aunque con esto algunos comienzan a sentir ciertos temores.

 

Pese a que la tasa de desempleo aparentemente está controlada, la situación de la economía no deja de preocupar a los trabajadores respecto de su estabilidad laboral y ahora que se viene este periodo de descanso, algunas empresas se encargan de buscar un reemplazo para continuar con la cadena productiva. Y el temor a que el reemplazante pase a ser titular y que lo termine desplazando comienza a cundir en algunos.

 

De acuerdo a una encuesta de Trabajando.com, ante la pregunta “¿Te asusta ausentarte y que tu puesto sea reemplazado?”, el 59% dijo que no porque cree en el valor de su trabajo, aunque un 22% dijo que sí, si se dan determinados casos,  mientras que un 6% dijo que por este motivo no deja de trabajar aunque esté fuera de la oficina.

 

Ante este tipo de aprensiones, los expertos son enfáticos. “Si la persona está consciente de que ha realizado un buen trabajo al desempeñar su cargo, mostrando eficiencia y buenos resultados, no debería sentir miedo al salir de vacaciones. El trabajador debe estar seguro de sus capacidades laborales y de lo que él o ella representan para la empresa”, sostiene Nicole Papazian, directora de marketing y comunicaciones de Adecco.

 

Asimismo, Paulina Larraín, psicóloga laboral del área de Selección de la empresa de recursos humanos GrupoExpro, complementa que es crucial tener esa tranquilidad, ya que “de esto dependerá en gran medida nuestra tranquilidad sicológica y bienestar para disfrutar las vacaciones”, añadiendo que para ello “se recomienda no dejar tareas pendientes que impliquen que en nuestra ausencia se cuestione nuestra responsabilidad”.

 

Por otro lado, Papazian, sostiene que si el trabajador tiene algún tipo de duda sobre la valoración de su desempeño, “debe conversarlo con su jefatura directa, para evitar malos entendidos o incógnitas que quizás no son más que inseguridades de parte del colaborador”.

 

“Aunque el reemplazante de vacaciones tenga muchos conocimientos y sea eficiente, el titular tiene la gran ventaja del tiempo que conoce el cargo y modo de operar la empresa”, resalta además Larraín, aunque sí llama a la cautela, porque puede “los jefes valoren otros aspectos del reemplazante, especialmente factores blandos de su personalidad, como: el aporte que hace al ambiente laboral, si tiene buenas relaciones con compañeros de trabajo y jefatura“.

 

 

Factor sueldo

 

Para no sentirse estresado por este motivo, la experta de GrupoExpro aconseja colocarse un plazo previo holgado para preparar la salida a vacaciones. “Querer dejar todo listo recién la última semana genera estrés y agotamiento”, afirma.

 

Otro factor que los trabajadores consideran para fundamentar sus temores tiene relación con el sueldo y que quizás “el nuevo” resulte ser más baratos para la empresa, situación que la especialista de Adecco desmitifica.

 

Si una persona está realizando bien su trabajo no es usual que el empleador opte por dejar a su reemplazante como titular del cargo sólo por un tema de sueldo”, afirma.

 

Opinión similar tiene Larraín quien subraya que el salario no es un aspecto por el cual las empresas se guíen. “Lo que interesa a los jefes son factores de productividad que no se adquieren de un día para otro”, menciona y recalca que “no arriesgarán la productividad por ahorrar en sueldo”.

 

Ya para poner otra cuota de tranquilidad, la sicóloga laboral de GrupoExpro puntualiza que no es frecuente que el reemplazante de vacaciones se quede con el puesto del titular.

 

“La función habitual del reemplazante es ayudar a la operatividad de la empresa, para que la ‘máquina siga andando"” y si esta persona es muy bueno en lo que hace que empuje a la empresa a tomar la decisión de mantenerlo, “lo más probable es que no sea con el puesto de trabajo del titular, sino con otro cargo”, concluye la especialista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo