Columna de Ruvix: "La magia del interés compuesto"

Por

Hace algunas semanas escribimos en este espacio sobre el nivel de analfabetismo financiero que existe en la población chilena. Dentro de las preguntas que se realizan, para saber si una persona tiene los suficientes conocimientos para tomar decisiones financieras informadas, se encuentra el denominado “interés compuesto”, concepto que precisamente tiene la menor tasa de respuestas correctas en diferentes evaluaciones.

En el mundo de las inversiones se ha escrito sobre lo que se denomina “La magia del interés compuesto”, que tiene un componente mágico que hace crecer el capital de manera exponencial en el tiempo.

Se conoce como “interés compuesto” aquel que acumula los resultados en el capital. Como usted sabrá, si va a un banco y pone un billete de $10.000 a plazo fijo, el banco le paga un “interés” (supongamos para el ejemplo) del 10% anual. Si vuelve a fin de año, se encontrará en su cuenta con $ 11.000 ($10.000 que puso usted y $1.000 que le “pagó” el banco por su dinero). Si ahora retira los $1.000 de interés, su capital seguirá siendo de $10.000 y al año siguiente le volverán a dar otros $1.000.

Pero, si en vez de eso, deja el capital más el interés ganado (el total de $11.000), al año siguiente cuando regrese se encontrará con $1.100 de interés y su total en la cuenta será de $12.100. En la medida que siga dejando los intereses sumados al capital, la fórmula que permite conocer el resultado es la del “interés compuesto”.

 

Lo interesante de esto (y que generalmente nos enseñan muy tarde en la vida) es que cualquier suma puesta a “interés compuesto” va creciendo muy lentamente al principio, pero, muchos años después, la acumulación de los intereses al capital hace que la curva crezca y crezca de manera exponencial y los montos resulten sorprendentes.

 

En este mágico concepto se sostiene, que el monto final que acumulamos para la jubilación provenga en un 30% a 40% del ahorro que realizamos y un 60% a 70% de los intereses ganados durante la vida laboral de los partícipes. Por lo tanto, en la medida que iniciemos nuestro ahorro lo más temprano posible, ya sea en el sistema de AFP o en otros instrumentos de ahorro e inversión, mayores serán las rentabilidades que obtendremos en el tiempo.

 

 

 

 

 

 Imagen foto_00000001

 

 

 

 

Sergio Tricio

Gerente general de Ruvix

 

 

 

 

 

 

Las opiniones vertidas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo