Vivir cerca: lo que le importa a los jóvenes de un empleo

Por

Es un anhelo de muchos, pero que al parecer es más importante dentro de los jóvenes. En la actualidad, en las grandes ciudades del país, especialmente en Santiago, el ítem traslado es un asunto que estresa a la mayoría de los trabajadores.

 

Esta tendencia de querer vivir cerca del lugar de trabajo está tomando cada vez más relevancia en Chile, sobre todo entre profesionales jóvenes, ya que menos personas están dispuestas a ocupar gran parte de su día trasladándose entre el hogar y la oficina.

 

Eso se ve ratificado en un estudio online sobre Tendencias y Beneficios de la consultora multinacional de Recursos Humanos Randstad, realizado en conjunto con la Dirección de Desarrollo Profesional del Instituto Aiep, a medida que la edad de los trabajadores disminuye, éstos otorgan más importancia al factor tiempo de traslado al momento de elegir una empresa.

 

En este sentido, 13% de los mayores de 50 años menciona la cercanía al hogar como el elemento principal en un empleo, mientras que 23% de las personas entre 20 y 30 años lo señala como clave, llegando a 50% entre los jóvenes menores de 20 años.

 

“Actualmente la calidad de vida tiene un lugar prioritario en la vida de los chilenos, lo que se puede observar en los procesos de selección cuando una de las principales preguntas de los candidatos comienza a ser cuál es la dirección de la empresa”, sostiene Cristina Lobo, consultor en Recursos Humanos de Randstad.

 

Asimismo, la experta agrega que en el día a día puede ver cómo las personas están prefiriendo las opciones de trabajo más cercanas a su domicilio u optando por organizaciones que tengan fácil acceso, ya sea por medio de un auto o del transporte público. “Las empresas que están ubicadas en lugares con menor accesibilidad están teniendo problemas para atraer candidatos y luego retener a sus trabajadores. Frente a este escenario, muchas de las compañías que están fueras del radio urbano han puesto buses de acercamiento a disposición de su planilla, ya que si quieren conquistar talento joven deben realizar este tipo de inversiones”, advierte.

 

Otra situación que se observa es que si la persona está necesitada por encontrar empleo puede que ceda en este ítem “pero eso no significa que deje de buscar otras opciones con el objetivo de conseguir un mejor balance entre vida laboral y personal”, asegura Lobo.

 

 

Flexibilidad como prioridad.

 

Otro de los hallazgos del estudio es que pese a que el beneficio más valorado por los profesionales de 20 a 50 años es que la compañía en la que se desempeñan les brinde un plan de desarrollo de carrera e invierta en su formación, el 50% de los jóvenes de menos de 20 privilegian tener horario flexible y trabajar desde casa; mientras que los mayores de 50 quieren participar en la estrategia de la compañía.

 

En este sentido, se puede afirmar que “los intereses de los trabajadores estarían bastante alineados con las políticas diferenciadas por generación que están implementando las empresas chilenas, ya que todas optan, en primer lugar, por poner en marcha una jornada flexible y en segundo, por desarrollar un plan de carrera a la medida, por lo menos para las generaciones X e Y, según el estudio de tendencias 2015 de Randstad”, revela Cristina.

 

Por otro lado, el sondeo también revela que 98% de los chilenos sostiene que el clima laboral influye en la productividad y en los resultados de la compañía, tendencia que alcanza el 100% en los trabajadores mayores de 50; mientras que sólo 50% en los menores de 20 años está de acuerdo con esta afirmación.

 

De acuerdo a la ejecutiva de la multinacional, esto se debe a que “los jóvenes tienen menos experiencia laboral y aún no han tenido un acercamiento tan profundo con el mercado del trabajo, por lo que desconocen la relevancia de tener un ambiente grato en la oficina”.

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo