Columna de Sergio Tricio: "¿Un próspero Año Nuevo?"

Por

Un próspero Año Nuevo es lo que habitualmente les deseamos a todos nuestros familiares y amigos en estas fechas. En esa misma línea y sumándose al optimismo que genera el inicio de un nuevo año, el Banco Central dio a conocer la semana pasada su Informe de Política Monetaria (IPoM), el cual consideramos anticiparía un próspero año nuevo respecto a nuestras moderadas expectativas. En ese Informe, el Central estaría esperando un crecimiento entre el 2% y 3%, superior al 1,9% del 2014 y superior al altamente probable 2,1% de este año.

Nuestras estimaciones son menos optimistas, con un crecimiento esperado más cerca del 1,5%, ya que todos los factores que han golpeado a nuestra economía en los últimos años, seguirían presentes para el año que viene. En ese sentido destaca la caída en el precio del cobre, que este año promedió US$2,5 la libra, mientras que el 2016 podría alcanzar un valor promedio de US$2,2 la libra. Esta caída adicional se debe a la debilidad en el crecimiento mundial (menor demanda), especialmente en lo que respecta a la situación económica de China. Bien sabemos que el precio del cobre es clave para los ingresos del país, así como también para la inversión, por lo tanto, seguiría golpeado a nuestra economía el próximo año.

Por otra parte, tanto la política fiscal (gasto del Gobierno) como la política monetaria (evolución de tasas de interés), serían más restrictivas el 2016, lo que deberían extender la contracción del consumo y la inversión. Todo este escenario menos optimista, seguiría afectando a la confianza empresarial y de los consumidores, que mientras no vuelvan a gastar como hace algunos años, es difícil observar un repunte en el crecimiento.

Por lo tanto, en el ámbito económico, el próximo año de próspero casi nada y en consecuencia, hay que ver por donde defendernos de una desaceleración que se ha convertido en estancamiento.

En el ámbito de las inversiones, si la economía sigue mal, es probable que el dólar mantenga su trayectoria alcista, en donde esperamos alcance niveles de $730 a $750 en la primera mitad del 2016. Algunas de las consecuencias del alza del dólar, seguirá siendo un traspaso gradual de precios a bienes importados como tecnología, automóviles, combustibles, etc. Sin embargo, el traspaso no ha sido y no será total, por la menor demanda existente. Esta alza del dólar mantendrá a la inflación elevada y cerrando levemente por debajo el 4% el 2016. De cumplirse este escenario, se proyecta un alza de $1.000 en la UF, terminando el 2016 en aproximadamente $26.600. Por lo tanto, hay que seguir defendiéndose con instrumentos de renta fija indexados a la UF.

Desde Ruvix les deseamos lo mejor para el año que viene, en donde esperamos seguir acompañándolos con recomendaciones ligadas a mejorar las finanzas personales. Si finalmente el año 2016 no es tan próspero como lo anticipa el Banco Central, será necesario tener las herramientas para atenuar esta parte del ciclo económico que nos golpea.

 

 

 

 

 

 Imagen foto_00000001

 

 

 

 

Sergio Tricio

Gerente general de Ruvix

 

 

 

Las opiniones vertidas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo