Dinámicas para trabajar mejor cuando otros están de vacaciones

Por

No es fácil ir con gran ánimo, motivados y felices al trabajo, luego de las fiestas de fin de año; menos con esta ola de calor que aletarga y viendo en Facebook fotos de compañeros muy entretenidos y relajados en sus vacaciones. ¿Cómo ayudar a cambiar este switch?

Flexibilizar el horario, permitir el uso de vestuario más relajado, organizar actividades extraprogramáticas, otorgar bonos especiales, son algunas de las dinámicas que pueden hacer las empresas en estas fechas, para lograr que sus colaboradores que se quedan trabajando tengan alicientes laborales. Así, estarán más contentos, subirán el ánimo, el ambiente será mejor, al igual que la productividad y sus resultados.

“Es importante que las empresas se preocupen de mantener la motivación del personal especialmente en estas fechas. Una alternativa es que otorguen algún tipo de incentivo adicional a quienes se quedan en el trabajo en estos meses, como puede ser algún permiso que ellos necesiten o alguna flexibilidad horaria que no interfiera en los buenos resultados que espera la compañía. Lo que solemos proponer a las empresas son bonos especiales de movilización o colación, y premios pro presentismo”, manifiesta la directora de Selección y Calidad de Adecco, Mariela Adriazzone.

Y ¿cómo mejorar el clima laboral en época de verano en las empresas y oficinas? Adriazzone responde que “fomentando el trabajo en equipo y alentándolos a llevar a cabo su trabajo de la mejor manera, como un bien para la organización en su totalidad”.

 

 

Cambiar la rutina

En enero y febrero también es aconsejable que las empresas propicien un clima laboral más relajado. Al respecto, José Ignacio Oñate, CEO y fundador de la empresa de coaching y entrenamiento Pro+Spirit, enfatiza que “es fundamental el cambio de rutina, especialmente en estos períodos”. Entonces recomienda: que la jornada de trabajo finalice en un horario más temprano, en especial el día viernes; que la vestimenta sea más relajada pues permite “respirar un aire veraniego y hace que las personas se sientan más cómodas y motivadas a trabajar”; que se realicen “los viernes culturales”, donde todas las personas de la oficina salgan a visitar un museo, galería de arte, o hagan juntos cualquier actividad que no se permite en el resto del año, “ya que también genera un ambiente más apto para esta época”; en definitiva, hay que “crear un clima relajado, lúdico y atractivo”.

Adriazzone, en tanto, asegura que además de “flexibilizar los horarios de salida en esta época, algunas empresas organizan caminatas los viernes temprano, baile entretenido, o semanas saludables”. La idea es que “con el equipo de trabajo se realicen actividades extraprogramáticas, para así desconectarlos un poco y puedan recargar energías para desarrollar bien sus funciones”.

En términos de beneficios, Oñate destaca que “es importante crear convenios para actividades extraprogramáticas que permitan a los colaboradores de la empresa ir a gimnasios, restaurantes, museos, talleres de desarrollo, cines, etc. Programas lúdicos para los o las viudas de verano, por ejemplo. También es clave crear espacios para que grupos de personas de la empresa puedan impulsar hobbies, como por ejemplo, el club de pesca, fútbol, baile, arte, etc”.

 

 

 

Andrea Urrejola / Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo