Consejos para recibir a los practicantes

Por

Es común que a comienzos de enero uno o más estudiantes de alguna carrera técnica o profesional lleguen a las empresas a realizar su práctica. Según Trabajando.com Chile, más del 90% de las grandes compañías en el país recibe practicantes, ya sea del rubro de la salud, retail, minería, servicios, alimentos, construcción, etcétera, lo que se debe a que todas las carreras imponen a sus alumnos el requisito de realizar al menos una práctica laboral, algo que también beneficia a las empresas pues durante los meses de verano disminuyen su contingente de empleados, a raíz de las vacaciones.

Pero… ¿cuál debiera ser la actitud de los profesionales contratados hacia los alumnos en práctica? Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile, responde que “el ideal es que tomen una actitud proclive a enseñar, que se conviertan en mentores de los practicantes. Es indispensable también que sean pacientes y empáticos, que comprendan que van a cometer errores y que su escaza o nula experiencia laboral les va a pesar. Los profesionales de planta deben acoger a estos estudiantes, enseñándoles y mostrándoles en la práctica, cómo funciona la empresa; sus reglas, valores, misión y visión, y hacerlos sentir con la mayor libertad de preguntar y aprender”.

En tanto, María Luisa Arias, Consultant Engineering and Construction de Hays, manifiesta que dicha actitud “debiera ser de apertura y colaboración en torno a respetar su proceso de aprendizaje, aclarar sus dudas, apoyarlos en temas en los que puedan requerir ayuda, y respetar su rol, valorando el aporte de los estudiantes a la organización”.

Vargas precisa que “a los alumnos en práctica se les debiese exigir igual que a cualquier trabajador. Sin embargo, no hay que esperar que resuelvan el trabajo como sus compañeros que tienen más experiencia. Las empresas deben tener claro que estos alumnos están poniendo en práctica -muchos por primera vez-, todo lo aprendido en la teoría, y que además recién están aprendiendo a desarrollarse en un ambiente de trabajo”.

Que el clima laboral cambie para bien o para mal con la llegada de los estudiantes en práctica, “depende de la actitud de ambas partes, tanto del practicante como de la gente de planta”, según indica el gerente general de Trabajando.com Chile. Pero a la vez puntualiza que “en general, podemos notar que la llegada de un estudiante en práctica genera un sentido de compañerismo hacia éste, creando un ambiente de colaboración y apoyo”.

Para que se dé un clima laboral de ayuda, de apoyo, entre practicantes y profesionales, la experta de Hays señala que es necesario un esfuerzo por parte de Recursos Humanos de la compañía, “por diseñar y establecer un proceso de práctica claro, con los objetivos, funciones, límites y responsabilidades del cargo de ‘Estudiante en Práctica’ y que se transparente a todos los agentes involucrados (jefaturas, colaboradores, al estudiante mismo). Esta claridad permitirá facilitar la integración del estudiante al entorno laboral, y viceversa”.

 

 

Todos ganan

Pero no sólo los estudiantes se benefician de este proceso, porque los profesionales de planta tienen la oportunidad de refrescar sus conocimientos, aprender también sobre herramientas tecnológicas con los más jóvenes, y “al colaborar con los estudiantes pueden ocupar y practicar su rol de líder, lo cual también impactará en su futuro desarrollo y en la imagen que sus jefes tengan de ellos”, subraya María Luisa Arias.

Por último, para que el clima laboral sea auspicioso, desde el primer día de la integración de los alumnos en práctica, “hay que invitarlos a participar de actividades como almuerzos y otros similares, de forma que la persona pueda compartir en un ambiente de afabilidad y distensión. También pueden incluirse actividades como outdoor training y capacitación, donde se refuerce el trabajo en equipo, el compañerismo, el liderazgo, u otro tema relevante sujeto de mejora”, aconseja la experta de Hays.

 

 

Tips para el practicante

1. Incorporarse al equipo de trabajo para aprender de aquellos que tienen más experiencia.
2. Tener siempre una predisposición positiva hacia todos los aspectos relacionados con su labor.
3. No sentir temor de preguntar lo que no sabe.
4. Ser responsable, comprometido, amable y formal.
5. Observar la cultura de la empresa y actuar acorde a ella.
6. “Jugársela con todo” para aprovechar la oportunidad (según estudios de Trabajando.com Chile, “60% de las personas que realizan su práctica final en una empresa, se quedan trabajando en ella”).

7. Ser proactivos y tratar de asumir la mayor cantidad de responsabilidades.

 

 

 

Andrea Urrejola / Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo