¿Sin ganas de volver al trabajo? Estas son las señales que lo demuestran

Por

Algunos aún disfrutan de las vacaciones, mientras que otros se aprestan para salir, sin embargo, otros ya están por regresar y esos días de descanso ya los dejaron atrás y están devuelta en su empleo y solo ese hecho pareciera que les quita todo el relajo logrado y sienten que ya estás aburrido.

 

Esto no es raro. Lo que tiene se llama “Síndrome Post- Vacacional”, y está así reconocido desde hace unos años por instituciones médicas y científicas. Vea si usted lo sufre con estos síntomas:

 

1. Siente que irá a prisión: adiós, sol, adiós maravillosos paisajes. De nuevo a la oficina, en la que estará encerrado por 11 meses. No tiene el entusiasmo de antes, y definitivamente ver su escritorio le aterra.

 

2. Sus horarios lo tienen hecho un desastre: Bienvenido al club de “los que tenemos que levantarnos a las 5:30 para llegar a las 8 a.m a la oficina”, luego de levantarse a las dos por una pizza, volver a dormir, y emborracharse hasta las tres de la mañana. Sí, la vida es dura.

 

3. Solo piensa en lo que hizo en vacaciones: Su jefe le está pidiendo el informe hace una hora, y usted solo pensó en la lata de cerveza que se tomó en esa piscina o en el mar ante el sol de los venados. Tranquilo, es normal pensar con nostalgia en lo que volverá a vivir dentro de mucho tiempo.

 

4. Se siente “inepto” en sus labores: Siente que no se acomoda del todo a sus tareas, que todo le sale mal, que no puede tomar decisiones. Lo que hacía como un experto ya es más difícil, y siente que puede decirle a su jefe lo de Homero Simpson: “Es mi primer día”.

 

5. Nadie se lo aguanta: Como odia ya no estar en la playa o el campo, odiará también al mundo. Por ende, tratará a su jefe y a compañeros peor de lo habitual, no se soportará usted mismo y entrará en shock.

 

 

¿Qué hacer?

 

Según la Clínica de la Universidad de Navarra, vaya adaptándose poco a poco, y en las próximas vacaciones, no se “descuadre” tanto. No llegue al desorden total. También debe ir adaptándose, unos días antes, al ritmo que tenía antes, y también intentar actividades relajantes.

 

 

 

Fuente: Publimetro México.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo